jueves, 2 de septiembre de 2021

El "trifachito" entra en el gobierno "socialista" de Leganés




El próximo martes 7 de septiembre la militancia del PSOE de Leganés se pronunciará ante un insólito pacto que ya está más que cocinado. Lo adjuntamos en imágenes.




Estamos ante un acuerdo Frankenstein como diría Rubalcaba donde las propuestas son una excusa para colocar a allegados y potenciar una red clientelar donde Cs quiere "pillar cacho" ante su inminente desaparición. La insistencia de incluir políticas "liberales" y la palabra "liberal" en el acuerdo es un sapo gordo, velludo y viscoso para la izquierda.


La figura de la vicealcaldía también generará conflictos en un PSOE de Leganés dominado por egos, narcisismos y ebrios de postureo aunque absolutamente vacíos de competencia. 


Este acuerdo también es una bofetada al grupo Unidas Podemos-IU quien ha resultado incapaz para condicionar al PSOE y a la vez se ha acobardado para intentar un rumbo progresista alejado de las faldas de Llorente y de un socialismo en Leganés que es claramente reaccionario. Un perro del hortelano pepinero que se ha convertido en un enorme obstáculo para el cambio. 



La posición de Más Madrid-Leganemos también queda en entredicho, puesto que parece evidente que seguirán apoyando al gobierno de Llorente, aunque ahora con uno de los elementos de lo que ellos bautizaban como "trifachito" y "derecha" en los sillones consistoriales. 

Más que hacer política en este nuevo gobierno de 13+3 de apoyo activo de MásMadrid+3 de apoyo pasivo de Unidas Podemos van a hacer juegos malabares.  Al final, el gran perjudicado es el pueblo de Leganés, que ojalá despierte de esta pesadilla y esta vez sí, en 2023, apueste de manera masiva por el cambio real, profundo, verdaderamente progresista y regenerador de la política en Leganés que representa Unión por Leganés-ULEG.

martes, 3 de agosto de 2021

En Leganés el cambio no puede esperar a 2023



En este vídeo se resume cómo la moción de censura de Leganés es una necesidad inaplazable. Cada segundo que se pierde en materializar un gobierno alternativo que rescate a nuestra ciudad es un segundo de deterioro añadido a nuestro municipio. Los intereses partidistas, sectarios, egoístas e inconfesables han hecho que una formación política por acción y otra por omisión hayan descarrilado lo que era toda una esperanza para la ciudad y había generado mucha ilusión entre los vecinos, quienes claman por un cambio inminente. Juegan a 2023, pero Leganés no es un juguete. A ULEG nos duele mucho nuestro municipio y sabemos a ciencia cierta que no se puede esperar. Ojalá cuanto antes unos y otros escuchen a la ciudadanía y dejen de escucharse a sí mismos. En esta ciudad es hora de hacer política con mayúsculas y en ello vamos a seguir poniendo nuestro empeño.