jueves, 15 de febrero de 2007

Si bebes... no abuses de tu cargo

Lo que ayer se anticipaba en el blog del periodista Alberto Gasco hoy (diario ABC) se ha confirmado con nombre y apellidos: el concejal socialista Florencio Izquierdo, minutos después de salir de un pleno municipal, tuvo un accidente de tráfico por el área de Valdepelayo. Hasta ahí, todo normal, ¿quién no ha tenido o ha estado cerca de sufrir un accidente? Al siniestro acude la Guardia Civil, ya que es una zona de su competencia, y, lógicamente, quiere hacer una prueba de alcoholemia.

A partir de aquí asistimos a un episodio de caciquismo de manual, a la demostración palpable de cómo el equipo que gobierna Leganés entiende la ciudad: como un cortijo particular donde hacer y deshacer a su antojo.

Resulta que al bueno de Florencio, por otra parte responsable del Urbanismo de Leganés, no le "mola" que la prueba se la haga la Benemérita. Ha bebido, lo sabe y quiere eludir la responsabilidad. No voy a hacer un juicio moral sobre el hecho de beber, incluso el de conducir con alguna dosis de alcohol ya que en este aspecto tampoco hay que ser hipócritas y rasgarnos las vestiduras quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. En cualquier caso, merecería un juicio cívico no político.

Ahora bien, lo grave, mejor dicho lo extremadamente grave viene ahora. Para eludir la prueba y el consiguiente castigo, el señor Izquierdo hace alarde de su condición de concejal, alza en voz en grito y enfrentándose a la Guardia Civil que quien tiene que venir son los policías municipales, y al parecer, llama al mismo concejal de Seguridad Ciudadana para que le eche un capote. Por fortuna, la Guardia Civil demuestra una gran dosis de profesionalidad y sigue adelante con la prueba y el resto del procedimiento. El concejal tiene en su sangre el triple de alcohol de lo permitido.

Reitero, lo que como candidato a la alcaldía por ULEG me indigna no es el que condujera bebido (aunque es reprochable sin duda) sino el que con su caciquil comportamiento abusara de su cargo e hiciera un uso espúreo del mismo para evitar la sanción. ¿Qué pretendía o daba a entender con su insistencia de que fueran los municipales quien le hicieran la prueba?
Creo que los hechos se explican por sí solos. Por un lado, que la Guardia Civil cometiera prevaricación por hacer la vista gorda, que los municipales también la cometieran y por otro, dejar claro que él es una especie de Rey de la ciudad, inatacable e irresponsable, por encima de la ley, algo que se deduce por su enfermiza reiteración en que vinieran los municipales, convertidos por lo que se ve en simples muñecos del poder.

Es triste, pero esto no es una anécdota, es todo un símbolo de lo que sucede en Leganés, donde la cosa pública se corrompe después de tantos años en el poder y se convierte en un negocio privado. Esto ha sucedido por haber bebido, ¿pero qué no habrá pasado y cuántos comportamientos similares que no han salido a la luz se han podido cometer en urbanismo, vivienda, deportes, obras...?

4 comentarios:

Ñoño dijo...

La actitud de Izquierdo es realmente de vergüenza: intenta hacer un abuso de poder claramente.
Menos mal que la benemérita se portó como corresponde. Pero claro, pagará por conducir bebido y provocar un accidente, pero no por intento de prevaricación ni por acudir borracho a un pleno!

Julian Muñoz dijo...

Si es que irse de comilona y copas con los amigotes después de los Plenos a costa de los ciudadanos es lo que tiene... que la gente te tiene envidia y se inventan historias... ya se sabe, estamos en precampaña... el guardia ese era un facha... esto es todo una invención... chsssssss, jefe! ponga aquí una ronda de J&B cola, que pagan los tontos los vecinos!

Fulanito dijo...

Es indignante el caciquismo de estos dirijentes con olor a naftalina, se necesita un cambio, pero ya! No se puede seguir haciendo política de partido en una localidad, lo importante ha de ser el proyecto, no el partido al que pertenece. No se puede seguir en confrontamiento continuo con lo que otros piensan o hacen, lo importante es dialogarlo, también se pueden llevar a cabo los proyectos de otros. Por ejemplo, el antiguo psiquiátrico de Leganés está en obras, yo no he leido nada en ningún sitio explicando que se está haciendo allí, en caso de que fuese un proyecto del actual gobierno de Leganés ya lo habría leido cienes de veces, pero al tratarse de un proyecto del partido opositor no se puede decir qué se está haciendo ahí. El caso es que parece que se va a rehabilitar todo el edificio por completo dejando únicamente la fachada esterior y supuestamente albergará un gran centro médico para la zona centro. Pués bien, de una cosa tan importante como esta tienes que enterarte de oidas y de mala manera. Lo dicho, que me da igual X o Y, pero que por favor, que dejen de jugar con nostros de una vez.

Manu, the java real machine dijo...

Totalmente de acuerdo...

Cualquiera puede irse de comida y beber...

Pero lo realmente lamentable, es que este señor intente hacer uso de su cargo para intimidar a los Guardias Civiles, y luego tire de su compañero de partido (que no duda en entrar al juego, parece ser) para que le saque las castañas del fuego...

Una muestra de que el PSOE en Leganés cree que el pueblo y sus ciudadanos, somos parte de su particular 'República' Bananera...