viernes, 31 de julio de 2015

Leganés y el eterno retorno de lo idéntico: Menos samba e mais trabalhar

Recupero el título y el espíritu del post que escribimos por estas mismas fechas hace más o menos 4 años con los primeros meses de gobierno del PP. Ahora, en ese círculo vicioso político del que nos dotamos los españoles y los leganenses (el PP lo hace mal, votamos al PSOE, el PSOE lo hace mal, votamos al PP...) podemos reproducir mucho de lo dicho entonces para el actual alcalde socialista.

De verdad que no me apetece nada hacer de permanente azote del gobernante, pero mal ejerceríamos nuestra responsabilidad como cargos públicos y mal servicio daríamos a nuestros vecinos si no denunciamos el eterno retorno de lo idéntico que nos trae el sr. Llorente y su "equipo". Falta de transparencia, oscurantismo, enchufismo, clientelismo, pasteleo ladrillero, derroche de los recursos públicos, pan y circo, cambalache institucionalizado para mantener poltronas y el largo etcétera ya habitual. Ahí tienen lo que está pasando en EMSULE, un avispero de corruptelas (siguen sin darnos los contratos y cuentas solicitadas) que terminará salpicando a diestro y siniestro. ¡Y qué decir del regreso al futuro con la directora de Nuevas Tecnologías Virginia Moreno! El expediente que acabó con sus huesos en la calle está más protegido y escondido que la fórmula de la CocaCola, lo que hace pensar que hay elementos más allá de lo político que han estado y están detrás de este tan absurdo como polémico refichaje. De la inflación de cargos de confianza, sueldazos y del despiporre de jefaturas, jefecillos y "lametraserillos" varios, como diría nuestro admirado José María García, habría que hacer todo un libro. De las hipotecas del sr. Llorente con la franquicia catalana de Cs vamos a tener interesantes capítulos en muy breve espacio de tiempo. Tampoco pierdan de vista las negociaciones con el concesionario de La Cubierta porque proporcionarán jugosos titulares...

En fin, que sí, que lo "positivo" y constructivo es hablar de fiestas, vacaciones, buen rollito, sol, playa y tinto de verano. Y por supuesto que en ULEG también preferimos hablar de propuestas, en lugar de canalizar y trasladar protestas. Pero flaco favor hacemos a los leganenses si no contamos lo que está pasando y lo que se avecina.

Albergamos pocas esperanzas de este gobierno. Nos resulta extremadamente conocido. Es un cocido con los peores ingredientes del Perezraezismo y del Montoyismo, aderezado con las especias más indigestas del Llorentismo y las notas marxistas-ladrillistas de rigor al que también se ha sumado lo más rancio de la derecha "augusta". Sí tenemos esperanza en el pueblo de Leganés. Percibo un creciente activismo en la sociedad civil pepinera, ganas de cambio real, ilusión por otro modelo de ciudad como el que defendemos en ULEG. Siento que una corriente de mayor compromiso colectivo se está introduciendo por todas las capas de la población. Las transformaciones políticas llevan años, incluso lustros, pero Leganés es un claro ejemplo de que eso es posible y cierto. Sólo hay que mirar el mapa partidista en 2003 y ver el de 12 años después. En 2019 habrá pasado una generación. Sí, es verdad que sigue mandando el PSOE como entonces, pero como dijo Galileo "y sin embargo, se mueve".

Y para los que os vais o regresáis de las vacaciones: buen viaje, disfrutad del trayecto y vivid a tope. Os esperamos a todos.


viernes, 24 de julio de 2015

El alcalde Llorente tiene que deshojar la margarita

El alcalde del PSOE de Leganés tiene un dilema político que no puede dilatar por mucho que lo quiera aplazar a golpe de pesebrazos, pan y circo o pactos contra natura. Hábil en el regate corto, Santiago Llorente lo fía todo a que no haya moción de censura en esta legislatura y por eso colma de atenciones, favores y silencios a los dos concejales de Ciudadanos. No insistiremos del mortal abrazo del oso que eso supondrá en relativo corto plazo de tiempo. Pero que su estrategia sólo pase porque no haya moción de censura es como jugar permanentemente a chica en el mus. Esperaba mayor altura política en un hombre que tanto tiempo lleva en lo público y en gobiernos como el de Pérez Ráez o Montoya. Tendría que haber aprendido más de lo bueno y de lo malo.

Leganés merece un gobierno que piense en clave de ciudad y es una pena que todos los movimientos del nuevo alcalde lo sean para apaciguar lo doméstico y para tapar bocas o llenar estómagos propios y ajenos tirando además de pólvora del rey, o sea, el presupuesto municipal. Es decir, más de lo mismo de lo de siempre. Casi 40 años de la historia democrática pepinera. Sí, Llorente tiene algo que no tenemos los demás: más votos (pocos más, pero más), aunque le falta algo muy importante (lo más importante) y que algún día podrán tener los demás: una mayoría social y política estable, transparente y no hipotecada que respalde o colabore en el gobierno.

El alcalde tiene que deshojar la margarita. No puede estar con Juana y con su hermana. Sí, jugando a chica ha conseguido ser secretario general de su partido, ganador de las primarias contra pronóstico y, sobre todo, ganador de las elecciones y primer edil. Legal y legítimo todo, pero gobernar una ciudad de 200.000 habitantes es otra cosa. Los vecinos esperan mucho más que encierros cada día del año, el Cordobés en los toros o pactos ladrilliles bajo la mesa camilla.

Desde ULEG volvemos a insistir en tender la mano para hacer ciudad, para hacerla progresar. Este barco que es Leganés necesita remeros, pero sobre todo un timón que dirija la embarcación con eficacia y honradez. El timón a día de hoy y con toda probabilidad los próximos 4 años lo llevará el señor Llorente Gutiérrez, pero que no se le olvide al alcalde que llevar el volante no es garantía de saber conducir. Y por el bien de nuestro querido Leganés, tantos años ya abandonado a su suerte por gestores poco capacitados para el puesto, va siendo hora de que esté comandado por estadistas y personas que sientan la ciudad y no por "familias", "conseguidores" y "jugadores de chica". Ya se sabe, antes o después serán perdedores de mus. 

jueves, 9 de julio de 2015

¿Quién se va a "cagar" en Leganés? Los señores de Cs tienen una patata muy caliente. Y alguien más también

Ya ha saltado y es imparable su difusión porque el detritus no se puede tapar mucho tiempo cuando además es de tal dimensión y envergadura. El bochornoso episodio con la Policía Local del coordinador de Cs en Leganés junto a su hermano el 15 de marzo de este año ya es conocido y lo han contado diversos medios de comunicación: Voz Populi, El Buzón o ABC. Pero siendo vergonzoso el poligonero altercado de quien pocas semanas después sería concejal y portavoz en el ayuntamiento de Leganés, resulta aún más turbio y escandaloso el silencio mantenido por unos y otros, que la denuncia estuviera en un cajón 3 meses para beneficio o juego partidista (la investidura a la alcaldía), la intervención por activa o pasiva de dirigentes políticos y altos cargos funcionariales... En este asunto hay mucha tela que cortar y, como nos caracteriza, llegaremos hasta el final. De una multa de tráfico pueden salir amenazas, pero también prevaricaciones y tráficos de influencias.

Llama la atención cómo los mandamases de Cs en Madrid y en Barcelona callan (¿otorgan?) ante este turbio tema. Ellos, los "inmaculados", los Caifás de la política están siendo muy poco diligentes a la hora de rasgarse las vestiduras..., claro cuando se refiere a uno de los suyos. Que todo un cargo político se dirija a agentes de la autoridad en términos como "me habéis tocado la polla, hijos de puta, os vais a cagar y mañana llamo a vuestro concejal y os echa" contiene todas las dosis necesarias para un episodio de los Soprano. La cobardía del sr. Jorge Pérez negando primero los hechos, luego la denuncia y ahora que todo es una persecución política demuestra qué gran estropicio está perpetrando Ciudadanos en la política nacional al meter en su casa a cualquier elemento y el actuar sin escrúpulos y con una ambición desaforada.

Ahora este sucio altercado está en los juzgados, pero la responsabilidad política nunca puede agotarse o circunscribirse a las repercusiones de los tribunales. El manejo partidista de la Policía Local, los presuntos tratos de favor, los conchabeos políticos, los interesados silencios mediáticos, la "desaparición" de denuncias..., exigen una investigación en toda regla. No es nuevo esto de que se evaporen o no lleguen a nada denuncias en La Cubierta o en La Zona. Sí, el mundo de la noche es muy oscuro y de él viven, sobreviven o parasitan muchos personajes de todos los ámbitos (algunos terminan hasta en las instituciones). Pocos se atreven a llegar al fondo. El miedo es libre. No pasará con ULEG. Esta tarde llevamos una interpelación al Pleno, aunque sólo es la punta del iceberg de nuestras acciones. ULEG es una garantía vecinal y lo volvemos a demostrar con hechos.

viernes, 3 de julio de 2015

Leganés ya tiene un acuerdo de gobierno estable: PSOE, PP, Cs e IU. Sueldos y cargos son el mejor pegamento

Os transcribo un resumen de nuestra intervención en el pleno de ayer, un pleno estratégico (dejo orden del día) en esta legislatura porque el alcalde socialista Santiago Llorente, como hemos difundido en nota de prensa, se blindó para estos cuatro años garantizándose la imposibilidad de una moción de censura al incorporar de facto a su gobierno de intereses a PP y Cs, que obtuvieron los sueldos, cargos y prebendas que querían. Algunos medios aún no fagocitados por el poder lo publicaron. Faltan más "cuotas" que el sr. Llorente tendrá que pagar. Lo contaremos:



Esta propuesta final presentada por alcaldía, aunque de paternidad conjunta con IU y C’s como próximos miembros del gobierno y con el PP como aliado, es sencillamente inaceptable.

Para empezar, el listado de retribuciones, sueldos y dietas, así como de cargos de confianza, traiciona lo manifestado por el propio PSOE en su programa electoral (punto 82). ¿Por qué decimos esto? Porque se multiplican los cargos nombrados a dedo hasta llegar a la astronómica cifra de 14 directores generales, se da carta de naturaleza a otros 20 puestos de confianza, se inventan figuras extrañas como la del “concejal asignado a tareas de grupo”, cuando ya de por sí también se aprueba un coordinador del grupo o se pisa el criterio de la representatividad democrática para que un partido de 1 o 2 concejales tenga en la práctica la misma musculatura que aquellos que los sextuplican o triplican.
-        
     Más datos: Se aumenta el sueldo del portavoz adjunto un 4%, se crea la figura del concejal con dedicación exclusiva incrementando su nómina un 25% a lo anterior y los concejales sin dedicación exclusiva también aumentan su retribución en un 12%. Por tanto, no sólo es mentira que bajen los sueldos, sino que en global, sube un 20%. Estamos diciendo que todo el aparataje político y de cargos del gobierno del PSOE aumenta en más de 300.000 euros/año lo que había con el PP

¿Cómo aprobar una propuesta tan alejada de nuestro propio programa electoral?
ULEG no se tapa: nuestro gobierno tendría un alcalde cuyo sueldo no superaría los 60.000 euros y el resto de concejales vería reducidos sus emolumentos de manera proporcional. Ya les respondemos a su pregunta de ¿Por qué no nos recortamos nosotros? Esta es nuestra propuesta, que ya hemos manifestado en diversas ocasiones.

Como recogía nuestro programa, ULEG reduciría al 50% los cargos de confianza. Tendríamos como máximo 14 cargos, incluidos directores generales y cargos de los diferentes grupos políticos (creemos que hay funcionarios suficientemente preparados para la gestión directiva). En cambio, con el PSOE en el gobierno ya vamos, porque estamos seguro de que esta cifra se ampliará con el consentimiento de PP, IU y Cs, por 34 cargos a dedo a los que hay que sumar el gerente de Emsule y el de LG Medios. Cargos como el de la sra. Virginia Moreno, expulsada de directora de informática por el propio PSOE en el 2010 por graves irregularidades y resucitada para la causa ahora. ¿Por qué sr. Llorente? ¿Por cuánto?
¿Qué requisitos de publicidad y concurrencia, como exige el informe de intervención, está siguiendo para seleccionar a directores que no son funcionarios, o sea, todos? ¿Por qué si lo hacía así el PP les parecía mal, y está el asunto en los juzgados, y ahora lo hacen ustedes y ya está bien?

¿Cómo aprobarle una propuesta tan alejada del sentir de los ciudadanos y de la situación económica y social de Leganés y de España?
ULEG no pretende como otros subirse al demagógico carro de desprestigiar la política, depauperarla y convertir a los servidores públicos en un muñeco del pim, pam, pum. Si queremos políticos y gestores competentes, hay que creer en unas retribuciones dignas para unos cargos electos a los que se exija que rindan cuentas de su labor y también hay que creer en un limitado y profesionalizado equipo de apoyo, pero no podemos defender ni el abuso, ni el despilfarro.

Sr. alcalde, usted ha pactado una lista de la compra que, sí, enhorabuena, le va a garantizar la estabilidad en el gobierno. Con esto cree espantar para siempre una moción de censura y lo mismo tiene razón, ¿pero a qué coste sr. Llorente? El PP no hace nada gratis como bien se encargó usted de decir reiteradamente hace bien poco. ¿Cuál ha sido el precio? Hoy ya estamos viendo un plazo de la hipoteca. Vendrán más recibos “populares” y “ciudadanos”, muchos más y los iremos contando ¿Urbanismo, obras?. Se está configurando un gobierno de concentración, sí, pero de concentración de sus intereses particulares.

Usted se ha atornillado en el cargo para los próximos 4 años, pero esa silla está sujeta por unas patas que repiten lo errores del pasado y que ya les mandaron no hace mucho a la oposición. Es la vieja política del enchufismo, de las prebendas y del derroche económico, incumpliendo flagrantemente su programa electoral.

Además, en esta ocasión ha pactado contra natura..., y lo sabe, pero creemos que aún no es consciente de las consecuencias. La memoria es corta y no parece darse cuenta de por qué cada cuatro años miles de ciudadanos les retiran su confianza.

Desde ULEG seguiremos trabajando paso a paso, granito a granito y sin atajos que manchen nuestra conciencia para dignificar la política y porque en Leganés haya algún día un alcalde que, con transparencia, negocie políticas, propuestas y programas y no, y no esto.

martes, 23 de junio de 2015

No me gusta cómo caza la perrita en Leganés

Utilizo este viejo refrán castellano para describir las impresiones que nos están dando los primeros pasos en el gobierno del socialista Santiago Llorente. Sí, es cierto que lleva pocos días y que no se puede estar con el hacha preparada sin dar oportunidad. Sí, es cierto que hay una norma no escrita de ofrecer "cortesía" los primeros 100 días de gestión... Sí, es cierto que hay que esforzarse más en buscar soluciones y trabajar por construir y rebajar el tono de las críticas y de la política basada en la confrontación... Todo eso es muy cierto, pero tan cierto como que desde el primer día la administración del nuevo alcalde está dejando mucho que desear y nos anticipa perspectivas poco halagüeñas.

Ya dijimos que lo de "cambio" y "vuelta del PSOE al poder" era una contradicción in terminis. Creo que de eso ya se están dando cuenta hasta los nuevos que se han incorporado a la Corporación. La eterna lucha intestina dentro del socialismo pepinero ha generado la enésima intervención de los mayores para evitar ese ridículo de un gobierno integrado por un alcalde y sólo dos concejales para dirigir una ciudad de 190.000 vecinos y gestionar un presupuesto de 200 millones de euros. Pero este no es el peor de los escándalos, sino el regreso de viejas glorias o momias políticas a la primera línea, la vuelta al oscurantismo en la actuación de la Junta de Gobierno, la falta de transparencia en las decisiones, el nulo diálogo por mucho que se proclame, la inexistente voluntad de poner en marcha auditorías para el Ayuntamiento y Emsule, el juego sucio político en la trastienda como lo que está sucediendo con la denuncia policial encajonada (ahora ya camino del juzgado) por interés partidista contra el portavoz de Cs...

El fichaje de Virginia Moreno es un puñetazo en el estómago (no agradecido) para cualquier persona u organización con un mínimo sentido de la ética, de la decencia o de la simple oportunidad. Sólo puede responder a algo tan turbio como los motivos por los que fue cesada y ya barrunta que estamos ante un alcalde lleno de hipotecas y pagos que abonar o silencios pasados, presentes y futuros que acomodar. La amnesia repentina del señor Llorente con todo lo que tenga que ver con la gestión del PP de Leganés (como el sobrecoste en la Biblioteca Central, Legatec o Emsule) y el perdón cristiano que le ha aplicado suena tan chirriante como contradictorio con su propia filosofía política: "nadie da nada gratis". ¿Entonces sr. Llorente cuál está siendo el precio? La vieja política de calmar a los pájaros que pían dándoles alpiste, de colmar de cariño a una prensa local adicta a la metadona publicitaria municipal para que ensalce y denoste a capricho de quien ostenta el bastón o el practicar el maquiavelismo urbanístico-empresarial para sacar adelante proyectos muy interesantes para cualquiera menos seguramente para los vecinos, seguramente siga siendo eficaz y a los datos me remito, pero está condenada a desaparecer más pronto que tarde. De lo que sí pueden estar seguros es que ULEG defenderá cada día y contra viento y marea esa otra forma de hacer política tan distinta a esta y que grano a granito ya nos ha granjeado el apoyo de cerca de 20.000 vecinos.

ULEG no es consecuencia de una moda, ni de la desesperación por la crisis económica, ni ha necesitado salir horar y horas en prime time de TV, ni llevar coleta, desnudarse o ponerse al servicio del IBEX 35. ULEG es resultado de un hercúleo trabajo colectivo en pro del interés general. Puede que tarde un poquito más en llegar a la meta, pero con unas raíces tan profundas este árbol sólo puede crecer y hacerse más grande y más fuerte. Es una garantía para los vecinos y no tengan ninguna duda de que para nosotros la única cortesía que vale es para con los leganenses. Es más cómodo estar callado, sestear, no dar la cara..., pero estaríamos traicionando a Leganés y, tan importante o más, a nuestros principios. Ya me lo han oído muchas veces y lo reitero hoy, parafraseando a Burke "para que el mal triunfe, basta con que los hombres buenos no hagan nada". Quien espere que no hagamos nada..., lo llevan claro.

lunes, 15 de junio de 2015

¿Por qué ULEG no está al frente de la alcaldía y del gobierno de Leganés?

Como nos caracteriza, vamos a hablar con absoluta transparencia y sinceridad sobre esta cuestión como hemos hecho de todas, ya que para ULEG no hay tema tabú. Os enumeraré las razones de por qué no somos alcaldes (tampoco lo sois vosotros porque no se ha podido materializar ese Leganés con 190.000 alcaldes que defendemos) y, a sensu contrario, por qué es alcalde el sr. Santiago Llorente del PSOE.

1) La primera razón es la más obvia y responde a una cuestión de pura matemática electoral. ULEG no obtuvo los votos suficientes para tener 14 o más concejales y así contar con la mayoría absoluta que alejara de toda duda el que lideremos el gobierno de Leganés.

2) ULEG tampoco fue la lista más votada. Han sido 4 los partidos que han conseguido 6 concejales y la distancia entre el primero y el cuarto ha sido de un puñado de votos, poco más de 1.500, pero la lista más votada es la del PSOE y, aunque solo sea por un voto, la Ley les otorga el derecho a ser alcalde si no hay acuerdo de otros grupos basado en esa mayoría absoluta mencionada antes.

3) Al hilo del anterior punto, la única posibilidad de que ULEG desempeñara la alcaldía pasaba por el que otros partidos apoyaran nuestra investidura. Las opciones más viables y menos extravagantes se ceñían a Leganemos+Cs o PP+Cs. Más allá de rumores interesados, infamias teledirigidas y declaraciones voluntaristas, unas bienintencionadas otras envenenadas, la realidad es que nunca hubo posibilidad real de esos acuerdos porque sin Cs en la ecuación era hablar por hablar, además de que con algunos como el PP la línea roja que siempre manifestamos es que no condicionaríamos la investidura a concejalías o a su inclusión desde el principio en el gobierno. Sin mochilas ni hipotecas, dijimos y mantuvimos. Al PP de Madrid le parecía razonable. Al PP de Leganés, ya dominado por el ex concejal de Urbanismo, no le parecía bien, por motivos obvios. Sus "motivos". Y Cs nunca se sentó en la mesa, tampoco lo hizo con Leganemos, ni a tres bandas ni a nada, salvo conversaciones informales donde un día se decía una cosa y otra la contraria y siempre con Cs Madrid como escudo, pero con un trasfondo oscuro donde aparecían "conseguidores" y "representantes" donde se exigían, por no decir se chantajeaban, prebendas y chanchullos intolerables. Un Cs Leganés que actuaba en coordinación y armonía suiza con el ex concejal de Urbanismo (siempre en todas las salsas incluso ofreciéndose a un pseudogobierno PP-PSOE en Leganés), en una extraña relación que esperemos pronto se aclare.

Un Cs Madrid que, por otra parte, nunca dio señales oficiales de vida, aunque extroficialmente decía que nunca nos harían alcaldes porque ULEG es un competidor para ellos y que no podían darnos la oportunidad de liderar una ciudad de 200.000 habitantes por riesgo de hacerles sombra. Un Cs por cierto que anda con la mosca detrás de la oreja con el coordinador de Cs en Leganés y compañía y que textualmente comenta que "en Leganés bastante tenemos con lo que tenemos". Pronto habrá novedades, ya verán. Cs no es trigo limpio a ninguna escala, como ya se ha denunciado en reiteradas ocasiones y se está empezando a ver. Vean enlace.

4) ULEG siempre dijo y así lo suscribió ante notario que ULEG votaría a ULEG el día de la investidura. Eso no quiere decir que queramos ser alcaldes a toda costa, algo que tampoco es precisamente para sentir vergüenza, ¿Acaso los demás se presentaban para marinos mercantes o para cantaor flamenco? Lo que queríamos dejar claro es que con nuestro voto no se iba a mercadear ni pastelear de cara a una investidura. Señal de independencia, de coherencia y de transparencia. Ni más ni menos. Y que quien quisiera apoyarnos, sin mochilas ni hipotecas, adelante, no íbamos a manchar sectariamente y antidemocráticamente unos votos que representaban a la voluntad popular, una voluntad popular que representan tanto los ediles del PSOE, como ULEG, PP, Leganemos... Nuestra transparencia, rigor y honestidad han sido un obstáculo para ser alcaldes. Para los que están acostumbrados a la mentira y a la trapacería no hay mayor intoxicación que la verdad. Y la verdad es lo que siempre ha esgrimido ULEG y el tiempo vuelve a darnos la razón y más que nos la dará.

5) Y ese actuar con la verdad por delante nos ha granjeado el que no hayamos recibido esos apoyos necesarios para obtener la alcaldía. Para ULEG el cambio real excluye la mamandurria, el ocultar denuncias o tapar lo que se ha hecho en Urbanismo y en Emsule. El cambio real lo suponía un programa vecinal como el que tenía ULEG y un liderazgo en el gobierno como el que podría representar ULEG, enraizado en muchos años de trayectoria impecable, compromiso, honradez y eficacia. Alejado de demagogias, las modas y el fanatismo que desprenden otras opciones que se atribuyen la condición de cambio o de "pueblo", pero que solo es la turba y el odio sectario ancestral organizado políticamente con una crisis económica y moral que les ha servido de gasolina ideal.

Para ULEG, ese cambio real no podía venir prostituido, ni pignorado con las viejas y malas artes de la política de siempre. Ese cambio integral no se ha producido por todos los motivos mencionados, pero ese cambio se producirá sin duda en 2019.  Porque ULEG sí representa un cambio profundo, pero integrador. Porque el gobierno ha de ser de todos y para todos. El sueño de que Leganés cuente con 190.000 alcaldes no se ha terminado. Sólo se ha pospuesto.



viernes, 12 de junio de 2015

Investidura a la alcaldía de Leganés. ULEG despeja tus dudas

Este sábado 13 de junio se celebrará a las 12 horas en el Centro Cívico José Saramago la sesión de investidura. En ella, los 27 concejales electos de los diferentes partidos prometerán o jurarán el cargo y tomarán oficialmente posesión del mismo. Es el día en el que se elige alcalde sí o sí. En los ayuntamientos no es como en las Comunidades Autónomas donde es preciso que haya un número de votos favorable superior a los negativos y que ha hecho, por ejemplo, que se tardara tanto en Andalucía en designar a Susana Díaz como presidenta. ¿Y por qué del día 13 salimos con un alcalde sí o sí? Pues porque la ley recoge una claúsula de cierre donde establece que si algún candidato no obtiene la mayoría absoluta de los votos es investido alcalde el que encabece la lista más votada. Pongo un caso gráfico:

1) Si este sábado, es un suponer, el candidato de IU tuviera los votos de Leganemos y del PP, saldría la siguiente suma: 1+6+6=13. El resto de candidatos si se votarán a si mismo sus partidos supondría: 6 el PSOE, 6 ULEG y 2 Cs. ¿Quién sería alcalde? Pues el candidato del PSOE aunque 6 sea menos que 13 porque no se ha alcanzado la cifra precisa para que se tenga en cuenta a la hora de obtener la alcaldía si no eres la lista más votada: 14, que es la mayoría absoluta en el ayuntamiento de Leganés al contar con 27 ediles el pleno municipal.

2) A sensu contrario, si este sábado, es un suponer, el candidato de ULEG, o sea yo, obtuviera los votos de ULEG, de Leganemos (o del PP) y de Cs, sumaría 14, la cifra necesaria para que el alcalde no fuera Santiago Llorente ni el gobierno lo liderara el PSOE.

¿Qué va a suceder este sábado? Todo apunta a que será alcalde el sr. Llorente, del PSOE, ya que el partido que podría inclinar la balanza, Ciudadanos, ha apostado por considerar que el cambio, la gobernabilidad y la estabilidad del ayuntamiento estaba más segura con el partido que ha llevado las riendas de Leganés 32 años de los 36 de historia democrática en nuestra ciudad y que es mucho mejor un ejecutivo local con 6 concejales del PSOE con los apoyos puntuales de Leganemos, IU y el propio Ciudadanos que un gobierno de cambio liderado por ULEG, su programa electoral y su filosofía de actuar con independencia sin hipotecas ni mochilas de ningún tipo. Es una oportunidad perdida para Leganés, pero llegarán otras, no lo duden, porque ULEG es como una hormiguita que no para de trabajar, trabajar y trabajar. Y eso siempre da resultado.

Como habrán podido ver, ULEG durante todos estos días desde las elecciones ha mantenido un tono prudente y responsable. No ha entrado en los dimes y diretes, en los rumores sin fundamentos, en las teorías de la conspiración que tanto gustan para difamarnos y que como siempre sólo dejan en evidencia a quien las perpetra. Han quedado y quedarán retratatos. Nuestro último post o nuestra reunión televisada con Leganemos reflejaba nuestro posicionamiento y de él no nos hemos movido ni un ápice, a diferencia de otros a los que se les está viendo el plumero (y algo más) demasiado pronto. No vamos a cargar las tintas, ni tan siquiera con el oscurísimo escándalo que rodea al nuevo concejal de Cs y del que estamos esperando explicaciones de unos y de otros. Habrá días y ocasiones para que todo vaya aflorando. Ya saben que la verdad no necesita cómplices, al contrario que la mentira.

El tiempo pone a cada uno en su sitio antes o después. Y a ULEG le pondrá, antes o después, liderando el gobierno de la ciudad porque la honradez, la eficacia, el compromiso, la independencia y el hacer las cosas bien y con cariño a tus vecinos nos ha ido haciendo cada año más libres y más fuertes como se puede comprobar en cada cita electoral y así se volverá a comprobar en la siguiente.

"El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización". J.P. Sergent