miércoles, 30 de mayo de 2018

El contrato con Leganés: ULEG firma con los vecinos. 12 meses, 12 cláusulas

ULEG una vez más demuestra su carácter pionero, rompedor, transparente, verdaderamente regenerador y de profundidad ética. Otros hablan sobre ello, pero no lo practican y ya saben que no hay mejor prédica que el ejemplo.

Nuestro partido firma un contrato con sus jefes, los vecinos de Leganés. Y como todo contrato tiene fuerza de ley entre las partes. Y así lo asumimos. Quedan 12 meses para las elecciones y vamos cada mes a destacar cada una de las cláusulas de ese contrato. De ahí la denominación "12 meses, 12 cláusulas". 

A diferencia de otras formaciones nosotros sí nos creemos los compromisos, la palabra dada, el programa electoral, sirva de ejemplo nuestro compromiso ante notario donde siempre se ha ratificado nuestra independencia. Leganés no es patrimonio del alcalde, sino de todos los vecinos. ULEG tiene proyecto, tiene ideas, tiene una trayectoria intachable, tiene liderazgo e iniciativa y tendrá el gobierno de Leganés para ponerlo al servicio de 190.000 alcaldes, los vecinos.

Os esbozamos para abrir boca la primera cláusula de este contrato del que os iremos detallando en diversos foros y medios (redes sociales, notas de prensa...) cada uno de sus apartados.

1ª.-Leganés libre de corrupción, por un ayuntamiento con las paredes de cristal. De ella hablamos en esta rueda de prensa.



Os animamos a firmar con nosotros este contrato. Es el único que garantiza progreso, estabilidad, seguridad, honradez y eficacia en Leganés.

lunes, 21 de mayo de 2018

El alcalde "socialista" Santiago Llorente es un violador de derechos fundamentales. La Justicia dictó sentencia en favor de ULEG.



La Justicia es el único bote salvavidas al que podemos agarrarnos aquellos que creemos en el Estado de Derecho y en fórmulas de arreglo de conflictos y controversias que no estén basadas en la autotutela. Y esa Justicia es la que ha hablado alto y claro en aquello que venimos denunciando desde prácticamente el principio del mandato del alcalde "socialista" Santiago Llorente: opacidad informativa, boicot a la labor de los ediles de ULEG, comportamientos autoritarios, despóticos, nula transparencia y voluntad constructiva...

Precisamente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por la unanimidad de 5 magistrados del órgano supremo jurisdiccional de la Comunidad de Madrid, no puede ser más demoledora, ni más pedagógica e ilustrativa en esto que hemos estado en solitario protestando como principal, en realidad único, partido de la Oposición. Y  nos da la razón. Aquí pueden verla. Ya anticipamos que vendrán más.

Es un poder del Estado que está al margen (mientras lo dejan) de las diatribas políticas y partidarias quien ha propinado un duro revés al gobierno de Llorente y, por ende, a todos los demás que callan, tapan y pastelean con él. Sí, esos partidos de "la gente", o de la "responsabilidad" que sólo hablan de derechos humanos en Venezuela, en Irán, en Corea o en Cataluña, pero les importa un pepino cuando esos derechos humanos, derechos constitucionales, derechos fundamentales son violados por el máximo mandatario del municipio. Mucho jurar la constitución con una mano, para luego darle puñetazos con la otra. Son sus incoherencias y contradicciones, tan grandes que no entran ni en el chalé más lujoso de Galapagar. Pero también sus miserias internas y personales: difícilmente pueden hablar de derechos fundamentales aquellos que en la pasada legislatura ya los pisotearon a ULEG, con el alcalde Jesús Gómez a la cabeza, o aquellos que los machacan en esta a través de asambleas ilegales con decisiones encaminadas a purgar al disidente como en los regímenes que tanto defienden.

La sentencia que obligaría a cualquier dirigente a dimitir y a su organización a pedir la dimisión o su cese, además desnuda a uno de los personajes políticos más siniestros que me he encontrado en mi vida, el "señor" Francisco Javier Márquez Ortiz, conocido como el Bartolín pepinero, individuo que es capaz de inventarse agresiones (el 19 de julio la Justicia le dejará en el más absoluto ridículo) y de, como dice la resolución judicial , aportar como director general de Sostenibilidad un informe carente de prueba alguna para justificar su negativa durante 8 meses a poder acceder a una información en una materia de obras y urbanismo. Así es este sujeto, un fabulador, un fabricador de pruebas falsas o inexistentes. El tiempo, el único juez inapelable que da y quita razones, le suministrará la medicina que su viles y mezquinas acciones merecen, dada su falta de conciencia.

Y precisamente la conciencia de ULEG no puede estar más tranquila, más orgullosa, más fortalecida porque se ve ratificada en su labor en pro del interés general, de levantar las alfombras cochambrosas de un ayuntamiento manejado como un cortijo más de 40 años por el PSOE y el acomplejado y socio de chanchulleos PP. Son lo mismo (y este vídeo es una muestra), mientras nosotros somos un espejo que les recuerda diariamente lo muy distintos que somos a ellos. El pueblo de Leganés poco a poco va premiando a ULEG con unos frutos electorales que son consecuencia de un trabajo riguroso, diario, serio, no sectario y que no vive ni de las modas, ni de los puntuales caprichos de la muchedumbre, ni del poder mediático y financiero que impulsan a determinadas formaciones "ciudadanas". Así seguiremos. Sin etiquetas ni hipotecas de ningún tipo, sólo sometidos al imperio del bien común. El vecino es nuestro único jefe. 




jueves, 3 de mayo de 2018

Los 100 días que el alcalde Llorente hizo marchitar a Leganés

Como bien saben hace más de tres meses enviamos formalmente una carta al alcalde de Leganés con la mano tendida y con la firme voluntad de abrir un nuevo periodo en la ciudad donde sacrificábamos legítimos intereses de partido por el bien común. Justo hoy hace 100 días de aquello. Pueden ver aquí la carta que se publicó en este blog.
Desde entonces el resultado, muy resumido, ha sido:
-Ninguna contestación oficial, todo tipo de vituperios y descalificaciones en ruedas de prensa, plenos por el PSOE y el alcalde...
-Invento de agresión por parte de uno de sus directores/enchufados generales para tapar el escándalo del falseamiento de partes de trabajo municipal.
-Nuevas sentencias condenatorias contra el ayuntamiento de Leganés por actuaciones negligentes por parte de gobiernos PPSOE.
-Tirones de orejas judiciales y del ministerio de Hacienda al alcalde y a su gobierno por incumplir sus obligaciones.
-Nuevos escándalos como con Legatec, donde se saltan a la torera informes de los funcionarios, el chantaje del PP con las modificaciones presupuestarias para escenificar un falso divorcio de lo que ha sido un real matrimonio de intereses espurios de la sociedad político-empresarial Santi&RECU SL...
Esta situación, cada vez más deteriorada y que ya certifica la defunción política de este gobierno local, tan inoperante como incompetente y nocivo para el progreso de Leganés, ha propiciado que hoy registremos la presente moción que será debatida y votada el próximo 10 de mayo. Les reproducimos su contenido. Seguimos trabajando, ya poco más de un año para que nuestra ciudad logre ese impulso que ansía y merece de la mano del partido de los vecinos, de ULEG.
El primer edil del ayuntamiento de Leganés, el sr. Santiago Llorente Gutiérrez, lleva incumpliendo desde hace 3 años que inició su mandato con la principal obligación como alcalde que se precie como tal y tenga como proyecto transformar y hacer progresar la ciudad: elaborar y presentar a la cámara municipal que representa a todos los vecinos un presupuesto donde cifre jurídica y económicamente sus prioridades sociales, inversiones, gastos y planteamientos políticos. Es decir, el alcalde “socialista” lleva tres años sin presentar su proyecto de ciudad, salvo que su proyecto consista únicamente en estar recreándose pasivamente con el bastón de mando y hacer progresar una red clientelar afín a sus intereses personales y partidarios.
Las excusas para incumplir con tal obligación legal recogida en el artículo 168 de la Ley de Haciendas Locales han sido variopintas y todas ellas de una endeblez argumental que no merece la pena ni enumerar. La realidad es que a día que suscribimos esta moción el presupuesto vigente en la ciudad es el aprobado en 2014 por el PP mediante mecanismo declarado inconstitucional por el TC (por vulnerar el principio democrático al ser sacado adelante el presupuesto en Junta de Gobierno a espaldas del Pleno). Un presupuesto que además ha sido sentenciado nulo e ilegal por unanimidad de 5 magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en julio de 2016 al estimar un recurso presentado por ULEG, PSOE e IU. Un presupuesto que sigue vivo fruto de la absurda paradoja e incoherencia de que el partido que recurrió esos presupuestos del PP por ilegales, antidemocráticos y antisociales es ahora su mayor defensor, llegando incluso a la kafkiana decisión de impugnar la sentencia que le daba la razón para así seguir gobernando con esos presupuestos del PP. Sí, estamos hablando de Leganés. Sí, estamos hablando del PSOE. Y sí, estamos describiendo unos hechos absolutamente ciertos y no extraídos de alguna novela de ciencia ficción o una obra propia del teatro del absurdo de Ionesco o Miguel Mihura.
A tal cúmulo de despropósitos se suma otro hecho insólito y es que desde hace 100 días tiene el gobierno de la ciudad el compromiso expreso y ratificado en acta pública plenaria del principal partido de la Oposición (ULEG) de que para salir de esta dinámica esperpéntica, irregular en lo jurídico, ilegítimo en lo político y claramente perjudicial para los intereses vecinales estaría dispuesto a aprobar inicial y finalmente el presupuesto que el sr. Llorente sometiera al Pleno municipal, garantizándose de facto aritméticamente la aprobación del mismo. Una propuesta a la que el alcalde hace oídos sordos y desprecia inexplicablemente con tal contumacia que hace sospechar de la existencia de unos intereses tan misteriosos como espurios para mantener el actual estado de cosas que se resume en gestionar “socialistamente” con un presupuesto del PP declarado ilegal por el TSJ de Madrid y enmendarlo y modificarlo gracias a los votos del propio PP.
Por si no fuera poco el escenario de absoluta irresponsabilidad y estafa electoral y política propiciado por el alcalde y que supone un evidente deterioro de las condiciones y calidad de vida de los vecinos (falta de rumbo gubernamental para acometer inversiones, crédito insuficiente para afrontar cuestiones sociales, educativas, laborales…, prioridades desfasadas o contrarias a las dictadas por los vecinos en las urnas) se suma la incesante y continua llegada de sentencias que condenan al ayuntamiento de Leganés a cantidades millonarias fruto de actuaciones tanto del PSOE como del PP calificadas como ilegales por los tribunales y como inmorales, ilícitas y esotéricas por cualquier ciudadano ajeno al virus del forofismo partidista: expropiaciones hechas a las bravas, persecución a funcionarios, rescisión de contratos municipales por capricho, encargos sin contrato ni presupuesto a abogados sin que tampoco se impugnen o contradigan facturas exorbitadas, valoraciones imprudentes de suelo al margen del sentido común y de la jurisprudencia existente, y un largo etcétera. Unas sentencias y resoluciones judiciales que además aparecen mediante un goteo tan constante como opaco, puesto que en la mayoría de las ocasiones se conocen por filtraciones en los medios de comunicación, por confesiones “espontáneas” de los dirigentes municipales en ruedas de prensa, por divulgación de los beneficiarios... Nunca mediante un método transparente y que permita además prevenirnos o aprender de los errores del pasado. ¿Cuántas sentencias más hay que hayan condenado al ayuntamiento o puedan condenarlo en el futuro? ¿Por qué? ¿Por cuánto? ¿A qué se debe que desde abril de 2016 se aprobara por unanimidad la propuesta de ULEG de una comisión de investigación que aclarase toda la situación vinculada a sentencias millonarias contra el ayuntamiento y que ayudara a evitarlas en el futuro y que no se haya hecho absolutamente nada, salvo boicotearla?
El delirante episodio por el que recientemente el juzgado nº 3 de lo contencioso administrativo  de Madrid advierte de que multará a los ediles del gobierno con 1000 euros si no cumple con su obligación de abonar las sentencias, recordando al alcalde hasta las fórmulas existentes para poder hacerlo (como la ampliación de partidas ya existentes) no hacen más que reforzar lo que venimos planteando desde hace meses y reiteramos en esta moción.
Por todo ello, sometemos al Pleno el siguiente

ACUERDO
1º) Se exige al alcalde-presidente del ayuntamiento de Leganés a que cumpla con su obligación legal y responsabilidad y presente al Pleno para su aprobación, enmienda o devolución el presupuesto municipal. En tal presupuesto se incluirán las partidas necesarias para el pago íntegro de todas las sentencias firmes que condenan al ayuntamiento a sumas millonarias.
2º) Se insta al alcalde-presidente a que abandone su habitual práctica de modificaciones a un presupuesto de 2014 declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y aprobado mediante mecanismo inconstitucional. Tales modificaciones suponen remiendos, parches de dudosa legitimidad política y responden a un enfoque parcial y en demasiadas ocasiones clientelar de la necesidades de la ciudad, hurtando de manera fraudulenta un debate global, democrático y responsable de las prioridades municipales.
3º) Se recuerda al alcalde-presidente la existencia de múltiples mecanismos perfectamente legítimos y legales para sacar adelante un presupuesto o una modificación presupuestaria, como es el cauce de la cuestión de confianza vinculada a su aprobación, reprobando por ello la actuación del sr. Llorente de culpar injustificadamente a cualquiera menos a sí mismo del incumplimiento de sus obligaciones con la Justicia o la ausencia de unos nuevos presupuestos que hagan mejorar Leganés y sustituyan a los ya obsoletos de 2014, políticamente indefendibles  y de ilegalidad sentenciada por el TSJ.
De la presente moción se dará cuenta a todos los órganos judiciales que estén conociendo o resolviendo pleitos de naturaleza económica relacionados con el ayuntamiento de Leganés. También se dará cuenta a la FEMP y a todas las entidades vecinales inscritas en el registro municipal de asociaciones.


jueves, 19 de abril de 2018

Las encuestas no votan, pero dan a ULEG como primera fuerza en Leganés

El medio de comunicación Nuevo Crónica ha publicado una encuesta con la intención de voto si fueran ahora las elecciones al Ayuntamiento de Leganés. Dejo aquí el enlace. Si siguen nuestra trayectoria sabrán que somos cautelosos con las encuestas, sean para bien o para mal a nuestros intereses o expectativas. En esta ocasión no va a ser menos. Las encuestas no votan, sino los vecinos y en un determinado día que además será el próximo año.

Dicho esto, sí que consideramos muy útil algo de las encuestas, porque si bien se pueden equivocar en algún dígito o reparto de los votos y escaños, suelen errar muy poco en las tendencias. Y las tendencias de esta encuesta formal, de otras informales que se comentan en radio patio y, la más importante, la encuesta que uno vive día a día en la calle, confirman lo que todo el mundo (en especial los sectores más oscuros y de ahí su reacción) está viendo en la ciudad: el crecimiento de ULEG y la posibilidad cada vez más real de que podamos gobernar Leganés y le demos esa energía positiva, ese impulso eficaz, transparente, horado y ejemplar que lleve a nuestro municipio a convertirse en esa segunda capital de Madrid y una villa de primera para todos los vecinos en aquello que realmente importa: servicios públicos, infraestructuras, oportunidades laborales, medio ambiente, seguridad..., calidad de vida en definitiva.

No nos conformamos con los 9 ediles que nos otorga esta encuesta. Creo sinceramente que se queda corta. Vamos a continuarr trabajando, con más ahínco si cabe, para conseguir lo que desde hace 15 años enarbolamos con ilusión. El sueño de que Leganés quede liberado de esas dinámicas caciquiles y cortijeras que defienden tanto el PP y el PSOE y que aparcan el mérito, la capacidad y la igualdad de oportunidades para favorecer el enchufismo y el clientelismo.

Seguimos. 

viernes, 6 de abril de 2018

Francisco Montero Moral, el "Monteroni" según el sumario de la trama de corrupción Púnica. El prólogo

Lo que está sucediendo en Leganés es muy serio. Hay una confluencia de intereses empresariales, urbanísticos y políticos que durante muchos años han hecho de la ciudad un cortijo en manos, literalmente, de cuatro. Ese cortijo se perpetuaba y protegía mutuamente fruto de relaciones personales, familiares, clientelares y mercantiles donde determinados caciques ejercían como señores feudales del municipio. El nivel sociocultural, el control/uso de determinada prensa y el "statu quo" favorecía el mantenimiento de un régimen que contaminaba prácticamente todas las esferas de la vida pública e incluso privada, ahogando o marginando a todo aquel que osaba enfrentarse a ese orden de cosas.

La sociedad avanza, las nuevas tecnologías, el surgimiento de alternativas para acceder a la información, movimientos sociales más formados sectorialmente..., así como el nacimiento de un partido en los inicios del s. XXI como ULEG comienza a remover los cimientos de esa "natural y casi teológica realidad inmutable". ULEG supone un aire fresco y un banderín de enganche y esperanza para batallar contra los abusos de las instituciones (podemos recordar lo vivido con la tasa de basura, o posteriormente las preferentes), pero también de empresas, colectivos o individuos que consideran que están por encima de la Ley.

En ese escenario de componendas, especulación urbanística, mercadeo de influencias varias..., siempre se ha movido como pez en el agua el sr. Francisco Montero Moral, conocido según las escuchas intervenidas a diversos implicados en la trama de corrupción Púnica y que aparecen registradas en el sumario judicial como "Monteroni", nombre con reminiscencias sicilianas que al buen lector seguro que le harán llegar a las conclusiones más acertadas.

Hoy sirve este post de prólogo a todo lo que vamos a ir descubriendo y haciendo público del sr. Francisco Montero Moral "Monteroni", el dueño de la Gestoría Montero, el muñidor de múltiples operaciones urbanísticas dentro y fuera de Leganés, factotum de un hotel faraónico en Bohoyo (Ávila), de la estación de esquí de La Covatilla (Béjar)... Este señor, enormemente beneficiado siempre de la gestión de innumerables Juntas de Compensación y perejil de las salsas más indigestas, en concierto con los que ahora lideran tanto a PP como PSOE de Leganés, ha visto definitivamente amenazado su modus vivendi por el carácter implacable de ULEG en la lucha contra las corruptelas, de la existencia de una contratación transparente, un urbanismo limpio, un acceso a la administración pública ceñida al mérito y la capacidad y no al enchufismo...En definitiva, el proyecto de ULEG de hacer de Leganés una ciudad abierta, vanguardista, próspera para todos, libre del medievo y de la componenda rural más zafia. Y el miedo, el haber caído en la ruina, el síndrome de abstinencia de un poder e influencia ya perdido y que nunca se recuperará
produce particulares obsesiones, paranoias y, en consecuencia, reacciones. Reacciones que consisten en el caso de ULEG en una interminable y cada paso recrudecida campaña de difamaciones, desprestigio arbitrario, intoxicaciones burdas contra esta formación y su presidente, Carlos Delgado Pulido... ¿Por qué? ¿Por cuánto? A buen entendedor, pocas palabras bastan. Una pista, todos ven en este 2019 más cerca que nunca que el partido vecinal alcance la alcaldía y eso para algunos (los corruptos, los granujas, los vividores, los adictos al pesebre y canonjía pública...) puede ser la peor pesadilla. Saben y han podido comprobar que tanto ULEG como yo, somos insobornables. Es la diferencia entre tener vocación de servicio y tener vocación de negocio. Esta última es legítima, siempre que no se mezcle con lo político y el patrimonio público.

Pero el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Y ya ha llegado el tiempo de poner en su sitio a D. Francisco Montero Moral "Monteroni", al que podemos ya decir que es un presunto Don y un presunto gestor. Estén atentos en las redes, en sus buzones, en los plenos, en comisiones de investigación, en paneles informativos... Hoy es sólo un modesto preámbulo.

miércoles, 4 de abril de 2018

PSOE y PP la misma cosa es. Y más aún en Leganés.

Como siempre en primicia adelantamos en este blog y como cortesía a sus usuarios el artículo que saldrá publicado en el "boletín municipal" cuando tenga a bien el alcalde y su "competente" séquito pagado por todos. Espero que les guste. Ya me dicen.
 
Hola vecinos.
Nos acercamos al último año de legislatura y las maquinarias de esas multinacionales que son PSOE y PP se ponen en marcha para de nuevo maquillar su gestión, ya sea en la Comunidad, ya sea en el ayuntamiento y hacer el teatro con el que afortunadamente cada vez a menos personas engañan de que son distintos y que, esta vez sí, han aprendido de los errores, de sus innumerables corruptos y chapuzas y que ahora lo harán todo estupendamente y que no hay que escuchar a otros, porque para eso llevan ellos toda la vida al mando y “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

La misma cantinela que en el caso de Leganés llega al extremo porque PSOE y PP, alcalde Santiago Llorente y portavoz del PP están hermanados en silencios y componendas. Fíjense que después de tres años de gobierno supuestamente socialista seguimos con los presupuestos que hizo el PP, con las ordenanzas fiscales (impuestos y tasas) que puso el PP y todas las modificaciones que se han hecho han sido siempre con el cambalache de ambos. Ya saben, yo no digo nada de las barbaridades que has hecho en Urbanismo, en EMSULE, los millonarios pleitos perdidos y tú no dices nada de los enchufes, de lo de hincharse a cachopos y chupitos con dinero público o de cómo tienes abandonada la ciudad, llámese piscina Solagua, colegios, árboles, baches, limpieza, contenedores sin pedales, seguridad ciudadana… Y el PPSOE tan contento, con 13.000 leganenses en paro y sin proyecto que haga progresar y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

En otra cosa también están unidos PP y PSOE en Leganés, junto a algún empresario adicto a la subvención y al pelotazo: eliminar a ULEG, el único que combate con eficacia sus corruptelas y que es la alternativa honrada y transparente que cada día se gana a los vecinos con su trabajo en pro del bien común. En esa estrategia, el PPSOE ha aparcado todo tipo de escrúpulos, lo mismo se inventan agresiones, que falsas noticias, que difamaciones personales. Todo vale para perpetuar ese cortijo que durante 40 años maneja el PSOE con el beneplácito de la derecha caciquil que se beneficia de la tarta de intereses y negocio en lo que han convertido la noble actividad política.


Pero en ULEG seguimos a lo nuestro, como desde hace 15 años que nacimos para cambiar estas nefastas políticas. Como hormigas continuamos trabajando por Leganés. Somos la energía positiva que dará empuje a esta gran ciudad a la que determinados golfos han pisado el freno de su desarrollo, pero con tu ayuda, vecino, haremos de ella la segunda capital de Madrid. Claro que sí. Queda menos. Y lo saben.

martes, 27 de marzo de 2018

Vía crucis pepinero. Hay que echar a estos farsantes de las instituciones



Leganés está lleno de fariseos, hipócritas, farsantes como los que echó Jesús del templo. Pisotean cada uno de los mandamientos, aunque luego den codazos para ser los primeros en comulgar y coger la palma en el Domingo de Ramos. Ahora que estamos en estas fechas con tanta simbología, sea uno creyente o no, es de lo más recomendable dedicar unos minutos para ver en este vídeo la quintaesencia del comportamiento indigno al que puede llegar una persona, en esta ocasión el director general (ilegal e incompetente) Javier Márquez y el alcalde de Leganés, Santiago Llorente. Todo les puede valer en su mezquindad, mediocridad y en su obsesión por eliminar del tablero político al partido (ULEG) y al representante del mismo que combate sus corruptelas, sus chapuzas, sus actuaciones contrarias al interés general con la complicidad de un PP de Leganés vendido al ladrillo y a los intereses espurios, personales y patrimoniales de su portavoz.

Ya no se trata de ser buen o mal político, es que tu condición humana se diluya y vuele como un vulgar insecto. Comprueben ustedes mismos. Ya llegará el juicio de los juzgados y tribunales, pero que nunca eludamos la responsabilidad del juicio de la opinión pública y de la sociedad democrática que se esfuerza mínimamente por conocer la verdad.

Como he dicho en la red social Twitter: ¿Quién dimitirá antes? ¿La presidenta regional por el master falsificado o el alcalde de Leganés por sus falsas denuncias y agresiones inventadas? Si no dimite ninguno de los dos lo que es falsa es nuestra democracia.