martes, 14 de julio de 2020

Verano atípico en un Leganés típico en muchas cosas

Metidos de lleno en un verano atípico de un año atípico y de un mandato político atípico no dejan de ser muy típicas ciertas actitudes y acciones del gobierno de Leganés de la mano del alcalde Llorente. Es muy típico el no dar explicaciones sobre nada, llámese expedientes administrativos que depuren responsabilidades de los incumplimientos, retrasos o demoras de las contratas municipales. Es típico echar la culpa al empedrado de la incompetencia propia. Antes era ULEG el malo principal, ahora la interventora municipal o cualquiera que pase por ahí menos quienes son los verdaderos artífices de que Leganés cada año retroceda más y mas. Nuestro pueblo es el único de la faz de la tierra donde todo lo que pasa de manera negativa en su ayuntamiento tiene cualquiera la culpa menos quien lo gobierna.

Es típico aprovechar que los vecinos están a otra cosa para colar todo tipo de barbaridades como destinar cerca de 10 millones de euros en la rotonda de Legatec y encima adjudicando la obra a una empresa sospechosa de actuaciones irregulares y vinculada a mandamases del PSOE. Típico es insultar a la inteligencia de los vecinos cuando se justifica en el covid19 la no apertura de las piscinas municipales mientras tienes abierto los mercadillos, los campamentos de verano, no tomas medida alguna en los abusos en terrazas, centros comerciales, botellones, macrofiestas en La Cubierta, conviertes el Egaleo en un zoco musicoartístico o, ya de traca, sí tienes abierta la piscina cubierta de La Fortuna, porque claro, como allí la gestiona una empresa aunque el centro sea municipal el coronavirus pasa de largo. Y que nadie recuerde que ya el año pasado se abrieron tarde y mal las piscinas municipales cuando el "bicho" sólo era una cosa de las pelis de ciencia ficción. La verdad es que nos mean y muchos, no sólo desde el gobierno, y nos dicen que llueve.

TRIPARTITO DE INFAUSTA NATURALEZA.
Leganés sigue dormitando en manos de un tripartito inoperante, mediocre (siendo generosos), desganado y sin ideas. Clama al cielo la situación del CAID, de la escuela de música, de nuestras zonas verdes y ajardinadas, de los polígonos, de unos pequeños negocios y comercios que agonizan sin que nadie desde el Ejecutivo local haga algo de verdad y eficaz. Las corruptelas Se mantienen y se tapan como en el caso de EMSULE con comisiones de investigación donde uno de los investigados se pone al frente de la presidencia de la investigación...

Silencio, pasividad, desidia generalizada. No pasa nada. Nada importa a nadie. Y los Plenos menos aún que nada. Ninguna promesa se cumple, ningún proyecto ve luz alguna, ninguna ilusión se transmite desde quienes tienen los resortes del poder y los recursos, pero nada se mueve del renglón. Es como si una siesta o un fuerte narcótico tuviera adormecida a toda la sociedad, quizá sea el miedo, la incertidumbre, la rendición ante que es imposible cambiar nada, la capacidad que el poder y el socialismo pepinero tiene para aletargar, estabular, comprar o machacar a toda iniciativa que se rebele... Pero desde ULEG una vez más queremos dar la señal de alarma y remover conciencias para salir de esta situación. Hay esperanza.

SIEMPRE CON LEGANÉS.
En un verano atípico donde tantas cosas resultan tan típicas, hay un clásico que inasequible al desaliento siempre está ahí como tabla de salvación, como faro y guía para aquellos que no quieren perder su ciudad ni perder sus principios: el partido vecinal de ULEG, que ya les anticipa que va a dar la batalla este verano, en otoño y en invierno para lograr que vuelva al primavera a nuestra localidad y a nuestras vidas.

lunes, 22 de junio de 2020

Debate sobre el estado de Leganés

La semana pasada tuvo lugar el debate sobre el estado de la ciudad. Creemos imprescindible poner a disposición de los vecinos la intervención principal de Unión por Leganés-ULEG. No se la pierdan o se perderán muchas cosas que han pasado, pasan y pasarán en nuestro municipio. También la pueden ver en vídeo y leer nuestras propuestas de resolución.

Buenos días.

Mis primeras palabras son para acompañar en el dolor y trasladar mi afecto a las víctimas del covid19 y a sus familiares. A todos los leganenses nos ha tocado y hemos visto cómo alguien cercano se nos ha ido para siempre, sin olvidar a quienes han quedado con secuelas.

Nuestra ciudad ha sido una de las más castigadas, barajándose muchas razones aunque ninguna supone un consuelo. Un drama que ha hecho aflorar a la sociedad lo mejor de sí misma, cuando vemos el esfuerzo solidario de tanta gente y colectivos, la profesionalidad del personal sanitario, policía, bomberos, protección civil, personal de limpieza, trabajadores en comercios de alimentación, funerarias y un largo etcétera.

CONSTRUCCIÓN DE UN FUTURO COMÚN
Pero también estamos viendo con pena cómo las prioridades ideológicas, partidistas y su particular agenda priman sobre las prioridades reales. Se comprueba que no se trata de hacer lo mejor, sino de  intentar a toda costa y a cualquier coste mantener o asaltar los sillones del poder, con el riesgo que eso supone para la convivencia y la construcción de un futuro común.

Mis siguientes palabras han de ser para afear cómo se desarrolla este debate y cómo ha querido el alcalde que se celebre. Es este un debate cuasi clandestino, sin público, sin participación, en pleno estado de alarma, de manera fría y telemática ya que no quiere el sr. Llorente que hoy un acto de estas características y enjundia democrática se lleve a cabo con la solemnidad, transparencia y el boato que merece. El alcalde ha enfocado este debate como un triste trámite, una molestia que sortear. Es toda una metáfora del gobierno: escondido, donde no haya ojos que escruten nada, donde da vergüenza mostrar y mostrarse, un gobierno donde hasta los que lo forman se avergüenzan de los socios con los que lo comparten. Porque este no es un gobierno en pareja, sino trino, donde nunca se sabe cuál es el tercero en discordia, pero donde todos saben que comparten mesa, plato y mantel, y siempre paga el vecino.

Es un pleno que se desarrolla en un contexto especial. Muchos vecinos de Leganés asistimos con estupor a artículos de prensa en el que se compara nuestra ciudad con el Bronx o Iztapalapa. Leganés, como ciudad universitaria, localidad con más zonas verdes por habitante, municipio donde más personas llegan a edad más longeva (por su calidad de vida), con una destacada actividad social y participativa, cercanías, metrosur…, no merece esta estigmatización gratuita que desprestigia injustamente a esta histórica villa y a sus trabajadores, pero muy dignos moradores.

¿LEGANÉS IS DIFFERENT?
No es Leganés muy diferente a sus vecinos Alcorcón, Getafe, Fuenlabrada o barrios de Madrid con los que colinda, por lo que es incomprensible que ante el sensacionalismo de un periódico como al que ayer fue usted a blanquearse y a hacerse el preocupado a posteriori, no defendiera a su ciudad. Que nuestro municipio haya sufrido especialmente la pandemia del coronavirus exige un análisis serio, completo y riguroso, como la ausencia de tests masivos o mascarillas que no llegan a los buzones, pero en ningún caso justifica desafortunadas comparaciones con lugares que en el imaginario colectivo se identifican con la miseria, la violencia o la lucha racial. Leganés es una grandísima ciudad y los leganenses un pueblo ejemplar. Y si no lo comenta usted, ya lo manifestamos nosotros.

PRESUMIR Y CARECER 
Y dicho esto, y entrando de lleno en su discurso tan manido y tedioso como de costumbre, es incuestionable que su gobierno hace bueno el "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.


Presumen de ser de izquierdas y de proteger a los más vulnerables pero tienen cerrado el albergue para personas sin hogar y en colapso al Centro de Atención a las Drogodependencias (CAID) y a los servicios sociales municipales que demandan ya una ordenanza que actualice las prestaciones frente a la emergencia que sufrimos y ante la que están desbordados.

Presumen de defender lo público y son los que mataron a la piscina Solagua, están aniquilando la Escuela Municipal de Música, son el peor patrón con su propia plantilla municipal y tienen todo con contratas (a las que nunca se les exige nada y se les perdona todo) o tienen que usar a Cáritas o Cruz Roja como salvavidas ante su caos e incapacidad en un sinfín de áreas. Ha sido la solidaridad vecinal y las redes de ayuda mutua las que les han salvado los muebles.

Presumen de progresistas pero prefieren invertir 12 millones en una rotonda o 6 millones del superávit en una sentencia para pagar tropelías en el ladrillo, en detrimento de políticas sociales (sea un comedor municipal, sea facilitar la instalación de un ascensor o dar licencias a vecinos y autónomos).

Presumen de gestores y de dialogantes y son expertos en vender humo como el Plan Protege, en entregar una competencia municipal como los bomberos a la CAM, en tener a las asociaciones de vecinos en pié de guerra o sin coger siquiera el teléfono al líder de la oposición.

Presumen de participación de los barrios y de las entidades y no han convocado ni una junta de distrito, ni invitado a ninguna asociación a las mesas de trabajo. Unas mesas por cierto en las que si no respetan ni son leales con los grupos de la oposición poco podemos esperar que lo sean con las asociaciones.

Presumen de ecológicos y sostenibles, mientras tienen la ciudad llena de suciedad, los contenedores de reciclaje a rebosar, la recogida neumática en coma, los árboles se caen sin que se repongan, las parcelas sin desbrozar hasta que se lo recordamos y no son capaces de hacer ni un metro de carril bici, aunque sí de dar gasolineras a tutiplén, sin tramas por supuesto.

Presumen de no buscar conflictos judiciales, pero denuncian a la Comunidad para que se medicalicen las residencias, mientras tienen al CAID sin médico desde hace meses.

Y presumen de feministas y del 8M y están dejando sin ayuda jurídica a las víctimas de violencia de género, además de que sigamos sin tener un nuevo plan de Igualdad. 

Y es que estamos ante un gobierno que no es el Santi en el país de las maravillas. El alcalde olvida lo que sucedió en diciembre del año pasado y cómo había una dinámica municipal muy contestataria contra su gestión y que con la irrupción del covid19 sólo se abrió un paréntesis.

CLAMOR DE LOS VECINOS.
No fue hace mucho cuando multitud de colectivos vecinales, sociales, educativos, sindicales, incluso la propia Policía Local, y de todo el espectro ideológico se manifestaron masiva y exitosamente en defensa de los servicios públicos y de otra manera de administrar lo de todos, así como contra el gobierno municipal de PSOE y sus cómplices. Un Leganés que clamó para no ser rehén de los que votaron a este alcalde y que seguramente ahora se estén arrepintiendo dado el progresivo deterioro que el Sr. Llorente y su equipo de desgobierno está infligiendo a nuestra ciudad.

Y es que a los problemas denunciados se suma la bestial subida del IBI  que aunque No fue aprobada por el pleno, dado el autoritarismo que se gasta este alcalde, ya se está cobrando al vecino. Por no hablar de la presunta inauguración de una “Biblioteca Central” donde después de tantos años y dineral invertido se han sacrificado los libros por los despachos, o el cierre del albergue municipal que ha dejado tiradas a las personas sin hogar o la desaparición de la Escuela Abierta, donde 60 menores en situación vulnerable están dejando de tener un servicio que cubría las necesidades de refuerzo educativo y atención personal.


ALCALDÍA Y GOBIERNO SIN IDEAS NI PLAN
Hoy el alcalde de nuevo nos viene con anuncios con los que engolosinar al vecino. Más mentiras. Y sin hacer caso a ninguna de las propuestas de ningunos de los grupos de la oposición. No hay ideas concretas ni para impulsar la economía, ni para ayudar a autónomos, ni pymes, ni para crear de verdad empleo… Porque para este gobierno municipal es prioritario endulzar los paladares con chocolate, roscón y churros, o poner bolas de luces gigantes de Navidad con las que camuflar con “pan y circo” los problemas de los que más nos necesitan. Los más de 30 colectivos vecinales, ciudadanos y sindicales no están equivocados: Leganés poco a poco empieza a despertar de ese letargo en el que está instalada desde hace dos décadas cuando se fue el último alcalde con algún ingrediente socialista.

La dura realidad es que todos los días se le falta el respeto a la Constitución y a sus valores en nuestra ciudad. Impedir que un gobierno pueda ser controlado por el parlamento local no es respetar la constitución. Celebrar los  plenos a puerta cerrada no es homenajear a la constitución. Poner obstáculos al derecho a la información de los ediles y convertir en un cortijo a las empresas municipales no es querer a la constitución. Que lo que se apruebe en un Pleno, representación de la soberanía de Leganés, no sirva para nada no es síntoma de creerse de verdad la constitución. Que el acceso al empleo público en un ayuntamiento no sea fruto del mérito y capacidad en igualdad de oportunidades sino que dependa de tener el carné de un partido y las simpatías del que manda no ayuda a honrar a la constitución.  Que se denigre a las entidades vecinales, a los representantes sindicales de los trabajadores, a colectivos profesionales como la Policía Local o a entidades bandera de la cultura como la Escuela de Música de Leganés no es cumplir con la Constitución.

EL AGUJERO EN LA SEGURIDAD CIUDADANA 
La Policía Local la tiene en precario, ya no sólo por los incumplimientos salariales, adecuación laboral u horas extras, sino que la falta de policía es ya manifiesta. Muchas noches son muy pocos efectivos los que cubren la ciudad y eso, por supuesto, lo saben los malos y se aprovechan. Lo mismo sucede con los medios: etilómetros que no funcionan o están intervenidos o de prestado, radares que no controlan nada, coches camuflados que ya conoce todo el mundo, sonómetros que ni están ni se les espera, motillos de juguete inservibles... El señor Llorente con decir, aunque nuestra ciudad tenga una de las tasas de criminalidad más alta, que todos los delitos que se perpetran en la ciudad son casos aislados y con meter la cabeza en el suelo como un avestruz todo lo arregla.  Cree que los resultados electorales le avalan. ¡Qué mala es la soberbia y qué dura resaca le espera al que cae en este pecado capital!

Por supuesto, las Juntas Locales de Seguridad no se convocan con la presencia de los grupos de la oposición como se aprobó varias veces en Pleno pero como sucede en tantas ocasiones con este gobierno   lo que se acuerda en la cámara plenaria es papel mojado. Como las tres comidas al día los siete días de la semana.

Sr. Llorente, no sé si lo está viendo o sigue anestesiado por los resultados que ayer justo un año le hicieron de nuevo alcalde, pero la ciudad se le está yendo de las manos. De poco le valdrá que siga censurando o comprando a determinada prensa. Ya saben la célebre frase de  “los dioses ciegan a quienes quieren perder”. Y es que Leganés empieza a tener demasiados problemas y es porque su principal dirigente, consciente del mediocre equipo que le rodea, es el que se ha convertido en el problema más grande. Cuando se suma al egoísmo la carencia absoluta de proyecto de ciudad el resultado no puede ser sorpresa.

¡VIVA EL CORTIJO!
Lamentamos que muchos vecinos aún continúen creyendo que el PSOE es un partido progresista, cuando su modelo de ciudad es el del urbanismo turbio, como ya es histórico en EMSULE, donde huele a podrido desde hace demasiado, y donde sus manejos (contrataciones sin concurso violando la LCSP, adjudicaciones digitales, facturas por encima del precio de mercado...) en esa empresa municipal no pueden esconderse durante mucho más tiempo debajo de la alfombra. A las viejas mamandurrias se han sumado entes de nueva incorporación como la Mancomunidad de residuos del sur. Que el ritmo no pare, si es el del reparto de prebendas y agencias de colocación mientras se tienen las calles inseguras, llenas de porquería y con 13.000 vecinos en el paro. Viva el cortijo. Es tal su cinismo que el alcalde incluso sacó pecho por poner pedales en los cubos de basura ¡¡¡tres años después!!! Cubos que ahora cambian sin ton ni son, como esas flechas amarillas por las aceras que solo son útiles para la empresa que se ha embolsado más de 90.000 euros de todos los vecinos.

Pero sr. Llorente, sepa usted que todos los imperios caen, más aún si están sostenidos como este por la mentira, la improvisación, la demagogia, por las redes clientelares y toneladas de manipulación informativa a todos los niveles.

LA VERDAD ES INCÓMODA
Y quizá no dé votos, pero hacer lo correcto es siempre la mejor inversión a largo plazo. Desde ULEG se han dicho verdades contundentes e incómodas que no le han dado aún el éxito electoral merecido, pero sí toneladas de tranquilidad en la conciencia. Ya ve, usted y sus compañeros de viaje braman contra ULEG siempre que pueden, pero no ha habido partido que más veces le haya tendido la mano y más las que se la haya pisado usted y los suyos. Le recuerdo que los presupuestos con los que usted gobierna desde hace 2 años los tiene gracias exclusivamente a ULEG. Y más valor tiene cuando aún no ha sido capaz en todo este mandato y teniendo garantizado el Pleno al 15 de aprobar siquiera un proyecto de presupuesto en la Junta de Gobierno.

ULEG es el equipo de la esperanza y de la resistencia pepinera, la de esos miles de vecinos que no se conforman con una franquicia, con una moda u ola, con un rostro que salga diariamente en TV vendiendo la moto. Ahora estamos a la espera, ojo avizor de lo que vaya contra el interés general y confiando en que lo antes posible a miles de vecinos se les caiga la venda y se sumen al gobierno de la esperanza que representa el partido que gracias a 14.577 héroes y heroínas alcanzó el subcampeonato en las últimas elecciones municipales.

MENSAJE DE UNIDAD Y FIRMEZA
Por eso, como partido vecinal e independiente, como espacio político que es hogar de personas de todo el arco ideológico y que se esfuerza en concentrar las energías en ese 80% que nos une y no en el 20% que nos separa, queremos, para finalizar, trasladar un mensaje conciliador, pero también de firmeza porque hay que tomar nota y actuar en conciencia y responsabilidad cuando llegue el momento de rendir cuentas y elegir una dirección para nuestro ayuntamiento.

La “nueva normalidad” no es normalidad.  Lo que ha pasado en Leganés no es normal. Y lo normal es que si queremos que las cosas cambien, debemos cambiar muchas cosas y antes de que sea demasiado tarde.


lunes, 15 de junio de 2020

Lo "normal" y el cambio

Como dirían los clásicos en rigurosa exclusiva y primicia para los lectores de este blog publicamos el artículo que se difundirá en el boletín municipal del ayuntamiento de Leganés en próximas fechas. Espero que os guste y, sobre todo, os anime a que reflexionemos conjuntamente e intercambiemos impresiones.

Hola vecinos:

No reencontramos en estas páginas sabiendo que muchos lectores ya no están con nosotros por el maldito coronavirus. Mis primeras palabras son para compartir el dolor y trasladar mi afecto a esas víctimas y familiares. A todos los leganenses nos ha tocado y hemos visto cómo alguien cercano se nos ha ido para siempre, sin olvidar a quienes han quedado con secuelas. Nuestra ciudad ha sido una de las más castigadas, barajándose muchas razones que ninguna supone un consuelo. Un drama que ha hecho sacar a la sociedad a lo mejor de sí misma, cuando vemos el esfuerzo solidario de tanta gente y colectivos, la profesionalidad del personal sanitario, policía, bomberos, protección civil, personal de limpieza, trabajadores en comercios de alimentación, funerarias…, y también lo peor cuando comprobamos el egoísmo, el sectarismo o las ansias de buscar confrontación con fines espurios de algunos.


TRINCHERAS
Sabemos que en una crisis donde a lo sanitario se suma lo económico y social una de las víctimas es la verdad. El bombardeo de noticias no aclara los hechos, todo lo contrario y es precisamente lo que se busca: alimentar con munición de todo tipo a las trincheras en las que quieren ubicar a los ciudadanos para impedir que nada cambie y sean capaces de caminar de forma unida hacia otra forma de actuar.



Estamos viendo cómo las prioridades ideológicas, partidistas y su particular agenda priman sobre las prioridades reales. No se trata de hacer lo mejor, sino de intentar a toda costa y a cualquier coste mantener o asaltar los sillones del poder, con el riesgo que eso supone para la convivencia y la construcción de un futuro común.


A POR EL 80% QUE NOS UNE
La tentación de cargar las tintas contra los gobernantes y en especial contra el gobierno del alcalde de Leganés es innegable. Se ha podido y se puede hacer mucho mejor. Se ha actuado tarde, de manera chapucera, ocultando la realidad, sin hacer equipo…Pero no creo que centrarse sólo en la crítica nos ayude. Por eso desde ULEG, como partido vecinal e independiente, un espacio político que es hogar de ciudadanos de todo el arco ideológico y que se esfuerza en concentrar las energías en ese 80% que nos une y no en el 20% que nos separa, queremos trasladar un mensaje conciliador, pero también de firmeza porque hay que tomar nota y actuar en conciencia y responsabilidad cuando llegue el momento de rendir cuentas y elegir una dirección para nuestro ayuntamiento. La “nueva normalidad” no es normalidad. Lo que ha pasado en Leganés no es normal. Y lo normal es que si queremos que las cosas cambien, debemos cambiar muchas cosas y antes de que sea demasiado tarde.

lunes, 18 de mayo de 2020

Leganés no es el Bronx. Carta a El País

Les reproducimos la carta a la Directora del diario El País que hemos remitido esta mañana como respuesta al artículo publicado ayer. Es una pena que el alcalde no haya salido al quite ante un reportaje de estas características, pero para esto está también el partido líder de la oposición y segunda fuerza política de la ciudad tras el PSOE, para defender a un municipio y a sus habitantes:

Estimada Directora:

Muchos vecinos de Leganés asistimos con estupor e indignación al artículo de ayer domingo en el que se venía a comparar nuestra ciudad con el Bronx o Iztapalapa, entre otras licencias literarias. Leganés, como ciudad universitaria, localidad con más zonas verdes por habitante, municipio donde más personas llegan a edad más longeva (por su calidad de vida), con una destacada actividad social y participativa, cercanías, metrosur…, no merece esta estigmatización gratuita que desprestigia injustamente a esta histórica villa y a sus trabajadores, pero muy dignos moradores.

No es Leganés muy diferente a sus vecinos Alcorcón, Getafe, Fuenlabrada o barrios de Madrid con los que colinda, por lo que para un periódico de referencia y de calidad como este caer en el sensacionalismo puede dar lectores y repercusión, pero mina su credibilidad. Que nuestro municipio haya sufrido especialmente la pandemia del coronavirus exige un análisis serio, completo y riguroso, pero en ningún caso justifica desafortunadas comparaciones con lugares que en el imaginario colectivo se identifican con la miseria, la violencia o la lucha racial. Leganés es una grandísima ciudad y los leganenses un pueblo ejemplar.

Con todo el cariño, deseamos una corrección y otro tipo de enfoque. De un lector asiduo que quiere seguir siéndolo.


Carlos Delgado Pulido. Leganés. 
Concejal y Portavoz de Unión por Leganés-ULEG en el ayuntamiento de Leganés.

jueves, 7 de mayo de 2020

Plan de choque municipal contra los efectos del COVID19

Desde ULEG no escatimamos esfuerzos en arrimar el hombro para paliar los efectos de este virus que se está llevando por delante tantas vidas y amenaza con arrasar con la economía y los pilares de nuestra sociedad. Por ello acabamos de registrar una iniciativa para el pleno que se celebrará el jueves 14 de mayo. Medidas que se suman a las ya adelantadas ayer para la mesa de trabajo social que se está desarrollando en el ayuntamiento de Leganés

Moción para la protección de los vecinos de Leganés en la “desescalada” y la reincorporación a la normalidad en condiciones de seguridad a todos los niveles a través de un plan de choque municipal contra los efectos del COVID-19.

Leganés es uno de los municipios que está siendo más castigado en número de contagios y fallecidos a causa de la pandemia del Coronavirus como así lo muestran los datos y estadísticas que ofrece el Ministerio de Sanidad.

Desde que comenzó el estado de alarma dictado por el gobierno de España hemos podido ir viendo las distintas medidas que se han ido llevando a cabo desde distintos organismos para ir paliando los efectos de este virus.

A nivel local, hemos podido ver cómo ya hay ayuntamientos como: Getafe, Fuenlabrada, Coslada o Torrejón de Ardoz que han hecho un esfuerzo adicional y se han puesto a enviar a los domicilios y comercios de sus vecinos mascarillas homologadas.

Sin embargo en Leganés, pese a ser la zona de la Comunidad de Madrid más azotada por esta pandemia, no se ha tomado por parte del equipo de gobierno la iniciativa de ir más allá en la ayuda de la protección de nuestros vecinos. Por ello, desde Unión por Leganés creemos que todos los partidos que formamos parte de este Ayuntamiento tenemos la responsabilidad de poner en marcha un plan de choque municipal para la protección de nuestros vecinos. Es urgente llevarlo a cabo sin demoras para estar preparados en condiciones de seguridad a las fases de desescalada que ha anunciado el gobierno de la nación y que se van a llevar ya a cabo.

Este plan de choque municipal consistiría en varias medidas, reseñando aquí un listado no exhaustivo y abierto a ampliación y mejoras:

1. Una de las medidas de este plan sería la entrega de un kit anti contagios a los vecinos de Leganés que conste de: mascarilla de protección, máscara de seguridad, guantes, gel. Este kit se haría llegar a todos los vecinos del municipio mediante el correo a sus domicilios. También se haría entrega de estos kits a los pequeños comercios y en edificios municipales.

2. Otra medida sería el envío y entrega de un pequeño manual de instrucciones o medidas de asesoramiento, que podría ser también adjuntándolo al kit de protección que se mande a los hogares o comercios de Leganés y edificios municipales, también mediante paneles informativos o bandos en los portales y tiendas.

3. Dentro de este plan de choque se incluiría incluso la posibilidad de hacer test masivos a toda la población de Leganés, es decir, que el Ayuntamiento de Leganés compre test homologados y fiables para que el ciudadano también sepa en qué situación está y en este aspecto Leganés esté a la vanguardia de protección de los vecinos y saber en qué situación nos encontramos para poder ir volviendo a la normalidad.

4. Dotar al personal municipal del material de protección necesario para poder cumplir sus labores con seguridad y sin peligro de contagio y realizar test a toda la plantilla municipal.

5. Adaptar los edificios municipales, sobre todo los de atención al público con medidas de seguridad y protección: ejemplo mamparas de metacrilato, separación de puestos de trabajo para guardar distancias de seguridad, entrega de mascarillas, guantes y gel desinfectante en las entradas y salidas de los centros, aseos públicos adaptados con jabón y papel desechable para el lavado de manos.

6. La compra de máquinas de ozono por parte del Ayuntamiento de Leganés para la ayuda de desinfección de colegios, centros municipales y comercios de Leganés.

7 . Desde ULEG proponemos que el Ayuntamiento de Leganés destine al menos 3 millones de euros para este plan de choque, con las medidas detalladas anteriormente, que podrían salir de los remanentes de tesorería existentes a día de hoy que todavía no han sido aplicados.

Por todo ello presentamos la siguiente

Moción:

Que el Ayuntamiento de Leganés ponga en marcha de forma urgente un plan de choque municipal que consistiría en:

1.- Reparto a todos los hogares, comercios de Leganés y centros municipales de kits anti contagio de protección. 

2.- Que se proceda a la entrega en el municipio de un pequeño manual de instrucciones o medidas de asesoramiento contra el COV-19, junto con el kit anti contagio o mediante bandos o paneles informativos.

3.- La compra por parte del Ayuntamiento de Leganés de test homologados y fiables para la realización de esta prueba a los vecinos de Leganés.

4.- Dotar al personal municipal del material de protección necesario para poder cumplir sus labores con seguridad y sin peligro de contagio y realizar test a toda la plantilla municipal.

5.- Adaptar los edificios municipales, sobre todo los de atención al público con medidas de seguridad y protección: ejemplo mamparas de metacrilato, separación de puestos de trabajo para guardar distancias de seguridad, entrega de mascarillas, guantes y gel desinfectante en las entradas y salidas de los centros, aseos públicos adaptados con jabón y papel desechable para el lavado de manos.

6.- La compra de máquinas de ozono por parte del Ayuntamiento de Leganés para la ayuda de desinfección de colegios, centros municipales y comercios de Leganés.

7.- Que el Ayuntamiento de Leganés destine al menos 3 millones de euros del superávit para llevar a cabo este plan de choque y otras medidas de protección que sean pertinentes.



miércoles, 22 de abril de 2020

Ningún orgullo vale más que la vida de nuestros vecinos



También este blog ha estado "confinado" y en cuarentena, pero qué mejor que difundir la rueda de prensa que se desarrolló esta semana y que ha sido pionera en Leganés para retomar la actividad de este portal de información, opinión e interacción con los ciudadanos. Creo que merece la pena dedicar unos minutos a ver por completo esta rueda de prensa.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=33&v=MprWASUKnLQ&feature=emb_logo

Cuidaros mucho.


viernes, 28 de febrero de 2020

ULEG ya tiene 17 años ¡Felicidades ULEG! ¡Felicidades Leganés!

Recuerdo como si fuera ayer la ilusión con la que recibimos la carta del Registro de Partidos del ministerio del Interior certificando que ya estaba inscrito oficialmente Unión por Leganés-ULEG. Han pasado 17 años (número con una gran simbología) en los que gracias al apoyo de los vecinos nos hemos convertido en protagonistas de la historia de nuestra ciudad (y de fuera de ella). Una travesía llena de esfuerzos, sacrificios, hitos y momentos de todo tipo, la mayoría agradables y memorables. Pero con una conclusión final: está mereciendo muy mucho la pena y mientras tengamos el cariño de la gente serán muchos más años de festejo.

Dicen que la paciencia es amarga, pero su fruto es dulce. Y claro que nos hubiera gustado poder haber desarrollado nuestro programa político desde el gobierno de la ciudad. Algo que llegará seguro y precisamente la constancia, el tesón y el compromiso que ha demostrado ULEG todo este tiempo es la mejor garantía para los vecinos de que somos la fuerza política que mejor representa los intereses y la permanencia de los mismos en el camino del interés general.

Hoy es día para que nos felicitemos todos. Día para sentirnos orgullosos y en el que compartimos alegría con Andalucía y los andaluces, que también celebran su onomástica
¡Feliz cumpleaños ULEG!