miércoles, 14 de noviembre de 2018

Salustiano Toribio, predilecto de Leganés



Gracias a la iniciativa de ULEG, el centenario vecino Salustiano Toribio tendrá el reconocimiento que se merece en el homenaje que el día 3 de diciembre se celebrará para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución Española. Pocas personas como Salustiano encarnan el espíritu de concordia, de buena vecindad, de espíritu colectivo que inspiraron nuestra Carta Magna. Norma fundamental que, pese a sus defectos y la necesidad de su adaptación a los tiempos, sigue representando la voluntad mayoritaria de los españoles que, con independencia de su ideología, quieren vivir en paz y en democracia.

Bravo Salus, seguramente que todos los demás que sean reconocidos ese día lo merecen, pero tú el que más.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Leganés insostenible

Basta con pasear por nuestras calles para comprobar el deterioro de la ciudad: limpieza, zonas verdes, estado del mobiliario urbano, carencia de mantenimiento de las vías públicas, de las plazas... Por no hablar de las podas salvajes, a destiempo o inexistentes o de la proliferación de ratas por todo Leganés. No estamos hablando de situaciones puntuales, de picos motivados por la estación otoñal, algún tipo de evento... No, es la radiografía diaria de cómo el alcalde y su director ilegal de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Mantenimiento Javier Márquez (el Bartolín de Leganés) tienen a nuestro municipio. Seguramente si dedicaran algún minuto a sus obligaciones y no a inventarse patrañas que al final van a acabar con Javier Márquez imputado criminalmente por falso testimonio y denuncia falsa (corriendo serio riesgo hasta su "empleo" en Alcorcón) nuestro pueblo estaría infinitamente mejor.


Hoy de hecho debatimos en el Pleno del ayuntamiento una moción presentada por ULEG al respecto. Os dejo su contenido. Seguimos hablando.

Moción del Grupo Municipal de Unión por Leganés – ULEG para que ante el deterioro de la ciudad se intensifiquen las labores de limpieza, mantenimiento de edificios e instalaciones municipales, recogida de residuos, desratización y seguridad del arbolado en Leganés.

Es más que evidente el grave deterioro que está sufriendo el mantenimiento en general del Ayuntamiento de Leganés. La casi totalidad de las labores de mantenimiento y conservación de diferentes áreas como limpieza viaria, zonas verdes, alumbrado, edificios e instalaciones municipales, etc. se encuentra externalizadas, por supuestas razones económicas, a manos de empresas adjudicatarias de estos servicios. 
Las quejas de los vecinos ante la escasa limpieza de diferentes zonas son constantes, algo que venimos denunciando reiteradamente. Recordemos cómo se modificó el contrato de limpieza viaria reduciendo el número de nuevos contenedores de residuos, que el ayuntamiento tenía que recibir, eso sí sin pedal, a cambio de asumir la adjudicataria nuevas zonas de limpieza. Recientemente, ha saltado a los medios de comunicación la proliferación de roedores en diferentes barrios de Leganés, cuyo control y exterminio precisamente corresponde a la empresa adjudicataria de la limpieza viaria.

El alumbrado público es otro de los puntos a mejorar en el municipio. Resulta habitual que las calles se queden a oscuras y que no se restablezca el servicio hasta el día siguiente o que siempre sean las mismas luminarias las que fallen, como en Leganés Norte. Otro ejemplo de la mala conservación del alumbrado se puede comprobar en el PP-3, donde existen farolas sin instalar desde hace años.

El mantenimiento de edificios e instalaciones municipales también presenta multitud de deficiencias. Cada semana podemos comprobar que el alumbrado de las piscinas cubiertas y pabellones no se repara o como las canchas del Julián Montero o los frontones tanto al aire libre como el cubierto tienen irregularidades que dificultan la práctica de deportes. En los colegios, las quejas son más que conocidas debido a la necesidad de realizar reformas que no se han llevado a cabo. Es más que reseñable como precisamente en colegios se retuercen diferentes contratos como el de mantenimiento de vía pública o de limpieza viaria, que no tienen relación con los centros educativos, para realizar labores de pintura o reparación en los patios. También resulta muy irregular como con ciertos contratos se realizan obras para las cuales según los pliegos requiere la modificación de estos.

El mantenimiento de la vía pública es otro caballo de batalla que suscita bastantes quejas por parte de la ciudadanía en especial el estado de las aceras y el firme de la calzada. El municipio lleva casi dos legislaturas sin que se realice una operación asfalto. Los pasos para peatones deberían tener una especial atención para mejorar la accesibilidad para las personas con problemas de movilidad.

La retirada y recogida de residuos es otro grave problema. La recogida de RSU (Residuos Sólidos Urbanos) que habitualmente se realiza con personal y vehículos propios es el trozo del pastel que el equipo de gobierno está deseando externalizar. En la actualidad los vehículos con los que cuenta el ayuntamiento para este servicio tienen más de 15 años y el personal es escaso llegando al punto que se han reducido el número de rutas y en numerosas ocasiones solo va el conductor en el vehículo o incluso los ayudantes tienen que hacer las labores de conductor. Por otro lado, la retirada de residuos de los contenedores de carga trasera la está realizando la empresa de la limpieza viaria precisamente porque el ayuntamiento ha ido dando de baja estos vehículos sin reponerse. La retirada de papel y cartón se realiza mediante un contrato cuya empresa adjudicataria no está exenta de numerosas críticas. Si el contrato se ejecutase de forma estricta sería muy difícil que los contenedores de 3000 litros de capacidad rebosaran, ya que la periodicidad de recogida para cada contenedor según el contrato es de 3 veces a la semana.

Es descorazonador escuchar a los responsables del gobierno justificar una y otra vez la actuación de las empresas adjudicatarias con argumentos tan vacíos de contenido como que “el contrato no da para más”, en clara alusión a la falta de limpieza de la ciudad o que “el precio de la tonelada de papel no es rentable” para justificar la falta de recogida de los contenedores de reciclado de papel, como si lo del riesgo y ventura de los contratos fuera un simple lema para cuando la empresa saca rendimiento económico. Es lo típico de privatizar lo público para que otros ganen dinero mientras si el negocio no sale bien se socializan las pérdidas. La ciudad se está convirtiendo en el vertedero de escombros del resto de Madrid y lo peor es que no se quiere actuar.

Mención a parte merece la situación del arbolado en nuestro municipio. Es notorio la enorme cantidad de ramas y árboles que se caen cuando sopla un ligero viento, pero también sin ningún elemento climático que lo provoque. El panorama es más que preocupante porque hasta ahora no ha habido que lamentar un resultado fatal si bien se han producido daños personales. Por ello hay que atacar el problema en varios frentes y uno es la inspección pormenorizada y catalogación de las especies en vía pública y recintos públicos con el fin de realizar un seguimiento continuo de la salud de cada ejemplar. Y por otro lado, se debe elegir la especie más adecuada para el tipo de suelo y clima ubicando cada ejemplar con una zona de influencia que no interfiera con otros elementos que provoque la necesidad de realizar podas de conformación muy agresivas que termina por dañar al ejemplar.

El control en la ejecución de los contratos es fundamental y sin duda es el papel primordial de la Comisión de Contratación. Una comisión adulterada y secuestrada que precisamente el alcalde de Leganés, D. Santiago Llorente no quiere que se dedique a controlar sin que es atenazada para dedicarla a una mera labor informativa.

Para finalizar, hay que remarcar que todos estos aspectos enumerados en la moción tienen un denominador común y es que pertenecen al área de Sostenibilidad y Servicios a la Ciudad. Un área abandonada a la suerte de una persona que técnicamente no esta capacitada para esta labor puesto que su máximo responsable por debajo del alcalde es el Director de Sostenibilidad un puesto con un marcado carácter técnico reservado a funcionarios de nivel 30, unos requisitos que sin duda su actual titular el Sr. Márquez no cumple en absoluto, cuyo único mérito reside en el teatro y no muy bueno en ser y ser amigo de la infancia del alcalde. 

Las deficiencias señaladas son claras y resulta más que necesario realizar esfuerzos en intensificar las labores de mantenimiento y conservación de las áreas anteriormente señaladas y sin duda todo esto pasa por un exhaustivo control en la ejecución de los servicios y por otro lado poner al día los contratos para que las empresas presten los servicios mediante una relación contractual en vigor, algo que como tónica general no está ocurriendo.

Por lo anteriormente expuesto, el Pleno del Ayuntamiento de Leganés

ACUERDA

1.- Intensificar las labores de control en la ejecución y se intensifiquen las labores de limpieza, mantenimiento de edificios e instalaciones municipales, recogida de residuos, desratización y seguridad del arbolado en Leganés.
2.- Recuperar la normalidad democrática en la Comisión de Contratación para que realice las labores de control y fiscalización en la ejecución de los contratos como así le corresponde reglamentariamente. 

3.- Sacar de forma inmediata todos los contratos que actualmente se encuentran caducados y cuya prestación se realiza de forma irregular.