jueves, 8 de febrero de 2007

¿Por qué me metí en esto?


Es raro la verdad que alguien de mi edad y sin nadie detrás (ya sabéis: constructores, mafiosos, multinacionales, grupos extremistas…) más que mis compañeros, también gente joven por lo general, se embarque en esta aventura de la política y de querer ser el alcalde de todos los leganenses. Y sí, se puede decir que me interesaba la política.

Estudié Derecho y Ciencias Políticas en la Carlos III, ahí en Getafe, pero me aburría soberanamente el enfrentamiento partidista, ese ¡y tú más! al que nos tienen acostumbrados los políticos de siempre. Fue entonces cuando entendí que, cuando la mayoría de la gente se declara apolítica, en realidad, creo yo, lo que quiere decir es apartidista, porque la política, queramos o no, afecta a nuestras vidas continuamente: si se prefieren hospitales o carreteras, un parque para tu ciudad o para la de al lado, más o menos impuestos...


Las trincheras
Me di cuenta de que la política no se agota en los extremos que nos venden: o eres del PP o del PSOE, o “rojo” o “facha”. Supe que todos tenemos opiniones, todos tenemos un modo de ver las cosas, unas prioridades, un criterio para distinguir lo que está bien de lo que está mal, y eso son nuestras ideas políticas. Me molestaba que con toda esa variedad de ideas los partidos juzgaran todas las propuestas y opiniones por el partido del que venían o por quién las pronunciaba. Supe que si entraba en política iba a ser fuera de esos partidos: no iba a dejar que se prejuzgaran mis ideas y propuestas por estar a un lado o en otro. No me gustan las trincheras ni el decir que no por el simple hecho de que quien lo propone “no es de los nuestros”. También entendía la política como algo cercano al ciudadano. No entiendo cómo se puede hacer política de salón, encerrado en despachos en Madrid a kilómetros de la gente a la que se representa. Por eso supe que me dedicaría a mi pueblo, a Leganés.

Ahora bien, podría dar mis opiniones, escribir, tratar de influir en quienes deciden pero corría el riesgo de engrosar las filas de esas personas que hablan de cambiar el mundo pero que no son capaces de hacer nada por el barrio en el que vive. En realidad, sólo escuchamos la opinión del que actúa y trabaja. ¡Había que pasar a la acción! Colaboré con asociaciones de vecinos como la de San Nicasio pero noté que su trabajo, aunque muy valioso, se queda lejos de influir de manera perdurable en las condiciones de vida de la gente. Las decisiones de peso siempre se toman en el Ayuntamiento, es ahí donde se “parte el bacalao”.

Y para tener peso o capacidad para cambiar las cosas era imprescindible participar a través de un partido político y llegar al Ayuntamiento, a esos círculos claves del poder y de las decisiones. Unos círculos donde los de siempre (PSOE-IU y PP) se han acostumbrado a mover todo a su antojo sin que nadie les tosa, abusando de la buena fe de las personas que aún les votan y aprovechándose de la inercia de unos tiempos que alimentan el conformismo.

Estos pensamientos son, por lo que recuerdo, lo que me llevó junto con otros leganenses, unos amigos y otros vecinos, que han acabado siendo también mis amigos, a crear Unión por Leganés, ULEG. Un partido donde reinan las ideas, el amor por el trabajo bien hecho y el deseo de mejorar nuestro pueblo sin escondernos o buscar justificaciones en etiquetas facilonas o discursos vacíos.

El nombre de ULEG es una larga historia, ya que no pudimos llamarlo UPL porque ya existía en León un partido con ese nombre. Aún recuerdo aquella mañana en el Notario, fundando con otros compañeros el partido. Y esa primera campaña, la de 2003 con mucha ilusión y un presupuesto de poco más de 1.000 euros. Un presupuesto que sería parecido al de 2007 si no fuera por el compromiso personal de quienes formamos ULEG de darlo todo en el intento. Entonces el lema fue “Una oportunidad para tu ciudad”, un eslogan que creo que aún sigue siendo válido porque los vecinos nos merecemos una oportunidad. De ahí nuestra frase de que “los leganenses pedimos paso”

6 comentarios:

Manu, the java real machine dijo...

Pues no te lo voy a negar... sí que es raro.

Pero no lo digo desconfiando de ti, sino porque hoy en día hay un sentimiento generalizado de que quién se mete en política lo hace única y exclusivamente para trincar...

Lamentablemente, yo he vivido un caso así en mi familia... una persona que un día se metió en uno de esos dos partidos para 'mejorar'...

Creo estar bastante de acuerdo con tu forma de pensar... no creo que la gente sea apolítica... pero sí que está cansada de los dos actuales 'grandes' partidos que dicen representarnos a todos...

Con discursos agotados, faltos de ideas frescas y trabajando únicamente tal y como se establece desde 'arriba' (como si arriba supieran lo que necesita Leganés), estos partidos llevan años anclados en el insulto y desprestigio mutuo...

Hace años que no oigo a un buen político, respondiendo a su contrincante con ideas brillantes en lugar de con descalificativos...

Lo peor, es que además de desprestigiar a sus partidos, también han desprestigiado a la política... algo que los ciudadanos no deberíamos haber permitido...

Se habla mucho estos días de la apropiación de la bandera y el himno... se ven a ambos partidos 'partiéndose la cara' sobre los estrados para reclamarlos como propios... pero ambos se han olvidado de que todo, absolutamente TODO eso no les pertenece a ninguno...

La bandera, el himno, la constitución, la propia política... solo nos pertenece a los ciudadanos. Suyos solo son sus pobres discursos y la mala leche que vierten en ellos...

Así que alegra ver que aún hay quien es capaz de salir de la Dualidad extrema, de ese blanco y negro, y aportar una visión colorida y sosegada, realista y cercana a la gente que vota y vive en Leganés.

Espero que tengais la oportunidad de demostrar que realmente os preocupa la ciudad y los ciudadanos... y no el manejar sus cuentas buscando el beneficio propio.

Suerte.

Alguien como tú. dijo...

Hola Manu, se agradecen las palabras.

Eso esperamos, que los ciudadanos nos den la oportunidad para prestigiar a la política. Al menos no tendrán excusa para decir que no hay más alternativa que PSOE-IU y PP.

Nosotros decimos una cosa y que es la gran virtud y también un gran obstáculo de ULEG y es que si nosotros lo hacemos mal no volveremos a tener otra oportunidad ya que no nos votarán a las siguientes, mientras que los de siempre por muy mal que lo hagan siempre encontrarán a alguien que les vote.

A los hechos me remito ¿Has oído a alguien decir que votaron a Pérez Ráez? ¿Y cómo es que lleva la tira de años como alcalde?
Muchas gracias por participar en el blog.
Carlos

Anónimo dijo...

Vuestra apuesta es arriesgada porque está claro que estáis poniendo tiempo y dinero, y cambiar la dinámica bipartidista cada vez es más difícil.
Espero de verdad que tengáis suerte. Con mi voto podéis contar.

Ju dijo...

Hola, hace unos meses me hicieron una encuesta telefónica, en Leganes, me preguntaban sobre si conocía a los posibles candidatos a la alcaldía de Leganes y se centraban casi exclusivamente en el del PSOE y en la del PP, apenas nombraron al de IU y se sorprendieron cuando les dije que os conocía, como partido y que incluso mi intención de voto pudiera ir por alguna opción diferente a las de los tres partidos predominantes.
El PSOE con su programa (buscar ideas en los ciudadanos) dá que pensar, significa que ahora ya no les interesamos después de x años o es que ya no tienen ideas y buscan las de los ciudadanos. Además politicas que se critican en Madrid acaban implantandose en Leganés.
El PP nunca ha sido de mi agrado, y menos cuando parece que sólo orienta su programa a desprestigiar lo que hace el contrario. Encontró la vía de la reclamación de la tasa de basuras, que abristeís vosotros, y se apuntó al carro. No parece que tengan ideas nuevas.
IU es la parte utópica, todo muy bonito, pero cuando están arriba son como el resto. Si al final se va a aliar con el PSOE ¿por qué no presentarse juntos?.
En cuanto a ULEG parece que está haciendo un buen trabajo de base, pero hay que acercarse más a la población, programar actos (no sé si los haceís) en barrios como Leganés Norte para daros más a conocer.
En resumen, soy lo que las encuestas denominan un indeciso y es ahí donde los partidos deben trabajar. Sólo espero que si algún día os diese mi voto y acabaís en el ayuntamiento con alguien elegido que lo primero que aprobeís no sea la subida de sueldo de todos los elegidos y encima por unanimidad. Un saludo.

Alguien como tú. dijo...

Hola Ju.
Antes de nada agradecerte tu participación y tu constructiva crítica.

Esperemos convencerte de aquí al 27 de mayo, pero sobre todo, lo que quiero es no decepcionarte después.

Puede que por no contar con los mismos medios y recursos que los grandes partidos no seamos tan visibles, pero estamos siempre organizando eventos e intentando estar lo más cerca de los vecinos. Desde tener caseta en las fiestas de agosto y San Nicasio, reunirnos con todas las asociaciones vecinales y demás colectivos de Leganés, denunciar la ecotasa en los tribunales, facilitar reclamaciones por abusos de las telefonías de móviles, invitaros a nuestra sede...

Pero vamos a hacer un mayor esfuerzo por estar ahí con vosotros. Llevamos más de cuatro años de trabajo de base, como tú bien dices, y es momento de que todo ese esfuerzo salga en beneficio de los leganenses.

Saludos.
Carlos
PD. Uno de nuestros grandes compromisos es reducir el número de cargos de confianza y racionalizar el gasto de la "dedocracia"

Ju dijo...

Hola, respuesta rápida, eso está bien. Gracias por ser tan claro.