viernes, 23 de enero de 2009

"Mucho jefe y poco indio", sin olvidar a los detectives


Como muchos ya sabrán, para el jueves 29 hay convocada una concentración de protesta por parte de los empleados municipales. Acusan al alcalde y a su gobierno, entre otras cosas, de mentir e incumplir el compromiso de no poner en marcha nuevas privatizaciones , de verse obligados a rematar los trabajos que las contratas no saben ejecutar o lo dejan a medias, duplicándose los gastos y los cometidos, de llenar las delegaciones de asesores, de suprimir una serie de servicios públicos que se prestan por la tarde...

Esto que escribimos ya se ha explicado en los medios (e incluso en hojas informativas que se han colgado en los portales), pero lo que quizás aún no ha salido es que ayer, en las comisiones informativas que se celebran previamente y con ocasión de los plenos del ayuntamiento, acudieron diversos representantes de los trabajadores del ayuntamiento para cantar las cuarenta a los responsables municipales. Allí, delante de los concejales de los cuatro grupos municipales, vinieron a denunciar algo así como que ya está bien de "tanto jefe y tan poco indio", que la admnistración estaba desnivelada en cuanto que abundan los cargos de confianza y las jefaturas y escasean los mandos intermedios y los trabajadores "rasos", que había que apostar por la gestión pública directa y no por las privatizaciones, que la política que mantenía el gobierno no ayudaba a un servicio ni eficiente, ni eficaz... Un rapapolvo bastante ajustado a la realidad y que viene a corroborar lo ya denunciado en otros post que hemos publicado, si bien eché en falta que también hablaran de las "modalidades" de acceso al empleo público que se está llevando a cabo en este ayuntamiento y que tantas veces hemos criticado y hemos incluso llevado una moción al pleno. Ya se sabe que a la figura de la justicia se la representa con los ojos vendados, precisamente para mostrar que sin imparcialidad, aquélla no existe.

Detectives
Tampoco se nos puede pasar por alto un episodio que aún no está nada aclarado, al menos no oficialmente. Me refiero a la noticia publicada en el periódico El Buzón y comentada en el blog del periodista Alberto Gasco acerca de los detectives que se dedicaban a "investigar" a los trabajadores municipales del ayuntamiento de Leganés. Con el escandaloso "affaire" de los espionajes al margen de la ley por parte de un supuesta unidad parapolicial en la Comunidad de Madrid, no estaría de más hacer analizar en profundidad y en todos los ámbitos y niveles de las diferentes administraciones las peculiares formas de obtener información. En el pasado pleno, bastante antes de que saltara el caso Granados a la palestra, registramos esta pregunta de la que no hemos obtenido, de momento, ningún tipo de respuesta. Creo que es el mejor momento para refrescarla:
Según informaciones publicadas en prensa local, la delegación de recursos humanos ha expedientado a un empleado público de este Ayuntamiento, basándose en un informe de un detective. Solicitamos que se nos indique cómo se ha contratado este servicio de detectives, que se nos facilite el coste que ha supuesto a las arcas municipales, que se nos comunique en qué ha consistido este servicio para el que ha sido contratado, que se nos informe de por cuánto tiempo ha sido contratado y si a día de hoy han terminado los servicios con esta empresa o si aún se sigue investigando a este trabajador o a nuevos trabajadores, y si así fuera que se nos indique con qué objetivo, y quién o qué tipo de personal (en el amplio sentido de la palabra) de este Ayuntamiento está siendo objeto de investigación.

Esto fue para el pleno del 18 de diciembre de 2008. El asunto tiene su miga. A ver si podemos contar algo más.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si existe algo implacale y justo es el tiempo...dos añitos para que los que ahora abusan del poder que les otorgamos los ciudadanos en las urnas, vuelvan a su vida real, sin pelotas, sin talonarios, comiendo del menú y no como ahora, tan selectos que no pudieron advertir que viv´9an en un pueblo donde la mayoría de sus vecinos, cabilan para llegar a fin de mes.

Deben tener la cara de mármol para que no se les caiga de vergUenza A "ELLOS" PUESTOS DE CONFIANZA? ALGÚNOS DE ELLOS NI SIQUIERA PASAN DOS HORAS SEGUIDAS TRABAJANDO, y si aparecen es colgados del teléfono que también les costeamos, porque, sí, hasta los gastos del teléfono corren a cargo de los vecinos, para que se cuenten, sus rocambolescas historias de fanfarroneo y desmadre uno a otros.

Los trabajadores de servicios por la tercera parte de lo que ellos se llevan cada mes, son los que sufren las medidas restrictivas y encima si algúno lo expone, le ponen "detectives..." como el caso de aquel empleado municipal, que desdoblaba sus servicios en la limpieza viaria, para llegar a rin de mes.!!! SESENTA VAGOS DE CONFIANZA al servicio del PODER ALEJADO DE LA REALIDAD.

angel dijo...

Sobran cargos de confianza, y faltan personas con ganas de trabajar.

Es una vergüenza que una pequeña ciudad, o gran pueblo, como Leganés tenga a tanto 'elegido a dedo' pasando el rato por el Ayto a costa de nuestros bolsillos.

Espero que el día que lleguéis a la Alcaldía, de las primeras medidas que toméis sea reducir el número de caraduras que hay chupando del bote, y hagáis por mejorar la gestión de nuestra ciudad.

Anónimo dijo...

Jefes: Manuel Campos
Súbditos: Alcalde Montoya

Pelotas: Reynaldo y Manuel Hidalgo

Pantallas para amortiguar las Hostias: Antonio Garcia

Los demás, meros floreros

Esta es la legislatura 2007-2011