lunes, 28 de enero de 2019

Capaces de todo para que no gobierne ULEG en Leganés: pacto PPSOE


No hace falta extenderse en los comentarios ni en el análisis porque el titular y la noticia se explica sola. Esto se publicaba en un medio de comunicación y no ha sido desmentido por el alcalde interino de Leganés, Santiago Llorente, un peculiar "socialista" que no hace ascos alguno a todo un pacto de gobierno con el PP. Sí, lo están viendo, oyendo y leyendo bien. Y no, no es 28 de diciembre, sino 28 de enero.


Tampoco nos debería sorprender. Es lo que hemos estado denunciando toda la legislatura, las continuas componendas y cambalaches del PSOE de Leganés con la derecha local. Luego te vendrán con lo de la ideología, lo de rojos y azules, lo del progresismo y todas esas etiquetas con las que determinados grupos y personajes carentes de ideas disfrazan cómo travisten su ideología. La moraleja en este caso es sencilla: ULEG llega, va a ganar, va a gobernar, va a transformar en positivo Leganes, van a estar muchos años sin tocar poder y todo vale impedirlo (¿volverán las campañas mafiosas de desprestigio gratuito, intoxicación, amenazas, falsas agresiones?) y para mantener a toda costa el cortijo pepinero del PSOE, hasta ir de la mano del PP... (y dentro de la cabeza del sr. Llorente hay una vocecilla que le dice y de la mano de Vox, y de Bildu, y con quien haga falta, mi tesoro, mi tesoro...).

Por suerte, quienes deciden son los vecinos de Leganés. Y me da que esos vecinos ya han decidido que es ahora o ahora.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El Juzgado todavía no ha decidido nada sobre la admisión o inadmisión de la querella; eso lo decidirá después de la declaración del denunciante y denunciado, pues hasta ahora está tratando el asunto simplemente como denuncia, hecho que en la resolución judicial se destaca en mayúsculas.

Las diligencias previas acordadas por el Juzgado son habituales antes de decidir sobre la admisión o no de las querellas: respecto al querellado, para evitar el abuso de este tipo de actuaciones que frecuentemente se utilizan como venganza o simplemente para hacer daño a alguien (en el caso de personajes públicos o cargos políticos, agravado por la publicidad que se le da); respecto al querellante, para garantizar su derecho a la defensa, para el caso de una posible inadmisión precipitada o injusta.

Es algo tan básico y elemental, que hay que poner en duda que ULEG, cuando afirma que ha sido admitida la querella, actúe desde el desconocimiento o la buena fe.

Esperemos que el Auto que se dicte por el Juzgado después del día 18 se publique con la misma profusión de medios que sobre una simple denuncia, ya que respecto a la querella sería el primer hecho noticiable su admisión o inadmisión, no lo anterior.