viernes, 18 de noviembre de 2016

Copio y pego: Santiago Llorente, el alcalde desesperado.

No oculto el "plagio", porque voy a transcribir literalmente el artículo que he podido leer esta mañana de Rosa Blas Traisac, presidenta de la Asociación la Noche del Cazador. Se agradece este tipo de opiniones de personas independientes. Sobra decirlo, pero la autora de este texto ni es afiliada, ni simpatizante ni tiene ningún vínculo familiar, contractual..., con ULEG ni conmigo. No creo ni que sea votante, por eso la honra especialmente y pongo en máximo valor su intervención.

Insisto, la verdad no necesita cómplices. Al contrario que las mentiras, infamias e intoxicaciones del trío del Baco. Nos tienen miedo. Y como atribuyen a Jewel Kilcher "las cosas a las que usted les tiene miedo son invencibles, no por su naturaleza, sino por la forma en que usted las ve".

Aquí el artículo:


El alcalde de Leganés está tan desesperado que se ha puesto a mentir, fabular e incluso hacer el ridículo.  Veamos los tres ejemplos seleccionados:

  • Le están zurrando mucho: goteras por aquí y por allá, obras sin acabar, plenos secuestrados, poca inversión en temas sociales... Que ha decidido pasar a la acción y diseñar una estrategia agresiva, con peso político.  Generó una mala noticia, organizó un gran revuelo con la subida del 3% en el IBI, para después retirar la subida y propagar la nueva buena. Literalmente, necesitaba oxígeno.  ULEG y Gasco han rentabilizando muy bien el cambio de opinión del gobierno atribuyéndose ser la causa que obligó el giro. Para mí, es evidente, tal vez inconscientemente, que este episodio esconde la desesperación del alcalde por aparecer en los medios como alguien que es capaz de cambiar de opinión y apoyar a los necesitados, pero no ha conseguido engañarnos. Es obvio que busca despertar algo de simpatía, además de intentar lavar su maltrecha imagen, pero la lavadora no le ha funcionado bien del todo.
  • El montaje sobre las situación laboral de Antonio Almagro, ULEG, desenmascarado por varios medios de comunicación, Al día Leganés y El Buzón, más el comunicado oficial de la empresa donde trabaja el mencionado concejal,  dejan muy mal parada la credibilidad del alcalde y manifiesta el miedo que tienen PP y PSOE a la formación de Carlos Delgado. Claramente,  será su  enemigo a batir y buscan fisuras por donde debilitarle.  Por supuesto, no olvido que debajo de esta información hay un elemento de reflexión muy claro: los sueldos y compatibilidades laborales de los concejales de todas las formaciones.  

Sí, claro, dirá que el portavoz  de ULEG ha sido reprobado varias veces en el Pleno, pero admitiendo esta circunstancia, le pregunto: ¿Va a devolver los 7500 euros en comidas?  ¿Va a hablar de algún problema real de la ciudad?  ¿Qué?  Perdone, no le oigo. Pues escuche que le han acaban de pillar en en otro renuncio.
https://twitter.com/UnionporLeganes/status/798235521084489732
  
Por supuesto, no se preocupe que nadie espera ni explicaciones, ni dimisiones;  faltaría más: Aguante como pueda. ¿Otra magdalena?  

2 comentarios:

ROSA BLAS TRAISAC dijo...

Lo reconozco: no os voté, pero veo una realidad muy compleja y fea, y necesité hacer algo para cambiar las cosas. Un abrazo. Rosa.

Hombre sencillo dijo...

Ñam Ñam:

¡ Devuelve lo que has comido!

Y menos mal que parece que le han frenado...Parece que desayunaba por dieciseis eurillos de nada.