viernes, 31 de julio de 2015

Leganés y el eterno retorno de lo idéntico: Menos samba e mais trabalhar

Recupero el título y el espíritu del post que escribimos por estas mismas fechas hace más o menos 4 años con los primeros meses de gobierno del PP. Ahora, en ese círculo vicioso político del que nos dotamos los españoles y los leganenses (el PP lo hace mal, votamos al PSOE, el PSOE lo hace mal, votamos al PP...) podemos reproducir mucho de lo dicho entonces para el actual alcalde socialista.

De verdad que no me apetece nada hacer de permanente azote del gobernante, pero mal ejerceríamos nuestra responsabilidad como cargos públicos y mal servicio daríamos a nuestros vecinos si no denunciamos el eterno retorno de lo idéntico que nos trae el sr. Llorente y su "equipo". Falta de transparencia, oscurantismo, enchufismo, clientelismo, pasteleo ladrillero, derroche de los recursos públicos, pan y circo, cambalache institucionalizado para mantener poltronas y el largo etcétera ya habitual. Ahí tienen lo que está pasando en EMSULE, un avispero de corruptelas (siguen sin darnos los contratos y cuentas solicitadas) que terminará salpicando a diestro y siniestro. ¡Y qué decir del regreso al futuro con la directora de Nuevas Tecnologías Virginia Moreno! El expediente que acabó con sus huesos en la calle está más protegido y escondido que la fórmula de la CocaCola, lo que hace pensar que hay elementos más allá de lo político que han estado y están detrás de este tan absurdo como polémico refichaje. De la inflación de cargos de confianza, sueldazos y del despiporre de jefaturas, jefecillos y "lametraserillos" varios, como diría nuestro admirado José María García, habría que hacer todo un libro. De las hipotecas del sr. Llorente con la franquicia catalana de Cs vamos a tener interesantes capítulos en muy breve espacio de tiempo. Tampoco pierdan de vista las negociaciones con el concesionario de La Cubierta porque proporcionarán jugosos titulares...

En fin, que sí, que lo "positivo" y constructivo es hablar de fiestas, vacaciones, buen rollito, sol, playa y tinto de verano. Y por supuesto que en ULEG también preferimos hablar de propuestas, en lugar de canalizar y trasladar protestas. Pero flaco favor hacemos a los leganenses si no contamos lo que está pasando y lo que se avecina.

Albergamos pocas esperanzas de este gobierno. Nos resulta extremadamente conocido. Es un cocido con los peores ingredientes del Perezraezismo y del Montoyismo, aderezado con las especias más indigestas del Llorentismo y las notas marxistas-ladrillistas de rigor al que también se ha sumado lo más rancio de la derecha "augusta". Sí tenemos esperanza en el pueblo de Leganés. Percibo un creciente activismo en la sociedad civil pepinera, ganas de cambio real, ilusión por otro modelo de ciudad como el que defendemos en ULEG. Siento que una corriente de mayor compromiso colectivo se está introduciendo por todas las capas de la población. Las transformaciones políticas llevan años, incluso lustros, pero Leganés es un claro ejemplo de que eso es posible y cierto. Sólo hay que mirar el mapa partidista en 2003 y ver el de 12 años después. En 2019 habrá pasado una generación. Sí, es verdad que sigue mandando el PSOE como entonces, pero como dijo Galileo "y sin embargo, se mueve".

Y para los que os vais o regresáis de las vacaciones: buen viaje, disfrutad del trayecto y vivid a tope. Os esperamos a todos.


7 comentarios:

Ruf. dijo...

Pues sí, el Parque Jurásico al completo.

Vd. ahora a descansar, freír panceta, y sacar pecho, pero en la playa.

A la vuelta, veremos.

Ruf.

JuanAlbb dijo...

¡Buen post :)! Es de risa la situación actual en Leganés.Lo mismo de todos los años.Cuando pueda votar le confiaré mi voto.Un saludooo.

María Dolores Montoro de Francisco dijo...

Aunque a alguno le sienten mal mis metáforas de aplicación de la Física a las Ciencias Sociales, no quiero que pasen éstas fechas sin hacerles notar la pequeña y práctica maravilla que Giovanni Ventura aportó a la dinámica de fluidos y que yo les aplicaré a la política municipal.

Y es que siempre me ha resultado fascinante usar esos sencillos limpiafondos de las piscinas o los estanques de las huertas de esta tierra, donde haciendo pasar un caudal de agua, pongamos la que llega directa de la bomba del pozo o simplemente de un grifo, por una garganta de un tubo, el aumento de la velocidad que se logra hace que se arrastre la mierdecilla fondera hacia donde hayamos ideado, normalmente una media de señora, que para eso los sufridos hortelanos siempre se han manejado con lo que no cuesta.

Lo han adivinado. Para que el sistema sea congruente, el producto del área del tubo gordo por la velocidad que lleva el agua al atravesarlo, es igual que el producto del área del tubillo por la velocidad de vértigo y costumbre arrastradora que se alcanza en el mismo. Y todos tan contentos, hasta los que miden caudales, que también se surten de venturis para medir lo que fluye en las tuberías grandes sin armar un escarnio. Pero eso ya es más sofisticado que el ingenio limpiafondos.

Y en la vida social, la velocidad multiplicada por la superficie también se mantiene constante dentro del sistema, no vaya a ser que se incumplan las leyes de la física. El problema consiste en que el efecto limpiador de fondos municipal está arrastrando a partes iguales mierdecilla de todos los miembros del club de gobernantes..

Va a ser cuestión de poner el venturi en el sitio adecuado, estrechando la garganta lo suficiente para que salten los pesos pesados que sabemos que han ensuciado todos los charcos. En el puesto de la media de señora, yo opino que habrá que empezar a usar cárceles. Creo que Giovanni Ventura se habría divertido con esta metafórica comparación de su celebrado y útil efecto. Otros que yo sé, seguro que no.

Anónimo dijo...

Si la receta para gobernar en minoría es la que decíamos, el control de los medios vía publicidad institucional acallará las voces criticas, no obstante, es nuestro deber y obligación enarbolar esta critica como lideres de la oposición. (wps)

Ruf. dijo...

Je, la doctora tarugo, siempre comparando el culo con las témporas, y resultó ser la única hasta ahora expulsada del cargo por inútil.

Inútil para concejal, que ya es decir.

Gruesa de cuerpo, fea de espíritu, pelmaza siempre.

Ay, que país.

Ruf.

Anónimo dijo...

Si no se cumplen las promesas electorales: No pasa nada.

Si no se cumplen las sentencias a la primera: No pasa nada.

Si no se cumplen los acuerdos de los plenos que no interesan: No pasa nada.

A los que estan en el gobierno no les interesa cambiar esto y los que estan en la oposición no pueden.

Y por si fuera poco la ciudadanía anestesiada. Con toros es suficiente, aunque sea sin pan.

Pero con los votos al portador se pueden hacer maravillas; cuatro añitos a chupar del bote y luego ya veremos.









María Dolores Montoro de Francisco dijo...

Hasta que los ojos grandes de los niños y su inocente reprobación no han empezado a fundir las conciencias de los que no reciclaban con su "mami, mami, que las botellas de plástico van en otra bolsa, al contenedor amarillo...¿lo vas a hacer, verdad?", el español medio no ha empezado a domar sus hábitos con los residuos.

Me temo que con la corrupción y la iniquidad política pasará igual, hasta que los pequeños comiencen a preguntarnos " papi, papi, ¿vas a volver a votar a los políticos que permiten que cumplan escasas condenas los multiasesinos que matan a niños como yo? " nadie reparará en lo feo que es legislar para la hez social, para la minoría asesina o los golfos que delinquen, agreden o faltan el respeto quitándose la ropa en los lugares que otros consideran de culto y recogimiento.

Responderemos con furia, como siempre, aunque tardamos en calentarnos. Luego siempre ganamos.