miércoles, 28 de marzo de 2012

Un cargo de des-confianza para Leganés: El caso Arroyo

La ética y la política son dos campos distintos. Tienen sus propias reglas y sus propias exigencias. Ahora bien, eso no quita que les una, les deba unir y les tenga que unir un cordón umbilical. La ley suele ser el mínimo de los mínimos que los vincula, pero en una sociedad moderna, responsable y con convicciones democráticas se reclama un plus. Es lo que unos llaman "buen gobierno", otros "transparencia", otros "ejemplaridad"...

El caso de Francisco Arroyo, ex edil del PSOE procesado por el delito de prevaricación por "Cuadrifolio" y pendiente de juicio oral, (y también querellado por malversación de caudales públicos por "Facturas"), persona a la que el Grupo Municipal Socialista ha propuesto formalmente para que sea funcionario eventual del Ayuntamiento de Leganés al servicio de su grupo político, es un ejemplo de libro de cómo cuando se pierde cierta perspectiva ética o se minusvalora la responsabilidad política, se puede forzar injustificadamente a las instituciones a actuaciones extraordinarias.

La disyuntiva a la que se somete al ayuntamiento con esta propuesta es difícilmente aceptable. ¿Es legal la petición del Grupo Socialista? Si nos atenemos al Reglamento Orgánico Municipal no se puede reprochar nada. Ahora bien, este reglamento dentro de la escala de la jerarquía normativa se encuentra en uno de los escalones más bajos y puede que en este aspecto choque, además de con diversa jurisprudencia, con normativa de rango superior como es la Ley de Bases de Régimen Local, en cuyo artículo 104.2 manifiesta que el nombramiento y cese de este tipo de funcionarios eventuales, conocidos como cargo de confianza, es libre por parte del alcalde. Aspecto obvio cuando el alcalde ejerce la representación del conjunto de la corporación (no de un partido político) y la persona que va a formar parte de la misma no sólo debe contar con la "confianza" de la autoridad o grupo para quien va a trabajar directamente, sino con la "confianza" de la propia institución de la que va a ser empleado. Una doble confianza que no se da de manera manifiesta en esta ocasión.

En cualquiera de los casos y sin entrar en más jardines jurídicos, desde ULEG apelamos al sentido común y rogamos al Grupo Socialista a que dé una vuelta a esta propuesta. Nuestro partido tiene una posición muy firme en esta cuestión y que ya hemos traladado en público y en privado, también al propio portavoz del Grupo Socialista. Sería una pena correr el riesgo de volver a tiempos pasados, a enfrentamientos que parecían superados y a tirar de hemeroteca. Si el portavoz del Grupo Socialista se empecina en esta cuestión podría estar dando la razón a los que piensan que algo muy turbio está detrás de esta medida. A tiempo está de que prime el sentido común. Una retirada a tiempo es una victoria.

14 comentarios:

Ruf. dijo...

Montoya no dará marcha atrás, y tiene mayoría en el Grupo, le debe ese favor, y hoy por tí, mañana por mí.

La ética acaba donde empieza el pesebre, y el tal Arroyo, no ha trabajado nunca, ni ganas.

Del Arroyo salió, y en el Charco se apesebró.

¡PAIS¡

Ruf.

Anónimo dijo...

¿Tiene toda la pinta de ser un pago de favores, no? Montoya se puede estar poniendo la puntilla el solito con esta cuestión. Ahora que estaban los de ULEG y el PP a leches llega el Montoya y les une, como pasaba en la pasada legislatura.
No aprendemos en este pueblo

Ruf. dijo...

Ah y para haber sido Concejal de Medio Ambiente, tiene un historial muy, pero que muy oscuro.

En casa del herrero.........

Ruf.

Anónimo dijo...

Ruf tiene envidia del tal Arroyo...

Anónimo dijo...

Pues que el Ayuntamiento rechace el nombramiento de Arroyo y que el PSOE o el propio Arroyo recurran ese acuerdo municipal ante los tribunales si consideran que la denegación no es legal. O aceptar el nombramiento, pero suspendiéndolo de empleo y sueldo mientras se tramita el procedimiento penal.
En cualquier caso, se debe intentar cualquier vía para impedir que una persona procesada por un delito de corrupción política se le dé un cargo para que siga viviendo de la política.

Anónimo dijo...

También el alcalde puede retrasar el nombramiento de Arroyo, dejarlo pendiente meses y meses.

Anónimo dijo...

Arroyo forma parte del equipo de Montoya desde hace años, es comprensible que la gente que vive en el mundo de los favores no entienda el concepto "validez". Por cierto Carlos, de tu escrito ultra ético, se deduce que si alguien te denuncia, aunque sea por algo falso, dejarás el acta de concejal ¿no?

Anónimo dijo...

Pumuky, !Has vuelto!

Ruf. dijo...

Ayer por la tarde, al caer la noche de un largo día de espera, el tío Ruf. pilló el tren y se fue para los madriles, a la vieja Puerta del Sol, rompeolas de las Españas, y las huelgas, enfrente de donde despacha la Marquesona.

Allí los Sindicatos daban su discurso, el postrer intento de parar algo que pinta mal, muy mal.

Veo a gente, entre ellos uno al que hace ya le perdí la pista, Audaz, de Induyco, nombre curioso, del Santoral me dijo, a mi pregunta de si se lo había cambiado.

Juntos dimos la batalla de la Formación, en una etapa crucial el desarrollo de Forcem.

Me dijo que Induyco estaba matarile, los chinos, me añadieron unas compas del textil.

Ay los chinos, el antiguo Imperio del Centro vuelve por sus fueros.

Luego el tío Ruf se tomo una cerve, con un bocata, la noche es larga y se fue para el pepino.

Recalé en el Gambrinus, allí vi a Suso Milosevic, bien acompañado, y ahora muy interesado en el fracasado intento turco, Oriente, de tomar Viena.

El peligro Oriental.

De allí a la Plaza de España, Luis, Perico Txiki, Luciano y esposa, y un largo etcétera.

No vi a los profesores socialistas.

Oigo un vozarrón, era el ínclito Pascual, con escolta, iba a repostar, el tercer bocata me dijeron.

Y ahí empezó el piquete, con algún incidente, secretas infiltrados, chavalotes lanzados, y un ochentista, con bastón, y gorra soviética, un veterano.

Llegamos a Zarza, Ruf. subió a casa, a una necesidad, y cayó en la dulce calma del hogar.

A las cuatro, el tío Ruf. se levantó, atravesó un barrio desierto, salvo un chavalote, paseando un par de perrazos enormes.

Llego a la Martín, allí larga espera hasta que salen los, contados, autobuses de mínimos.

Me vuelvo a casa, hasta las ocho, otra vez cuesta arriba, por un barrio que se empieza a despertar, va Ruf. a la cita matutina con el Piquete.

Llega Rafa con la Masssó, y el equipo habitual, pitos. Luego se van y no se les vuelve a ver. Del grueso Llorente, ni rastro.

Empieza el piquete a moverse, se confirma que los peques lo tienen complicado, hay un amago de incidente con el furgón del Dioni, y en Mercadota.

De allí a la Carlos III, respira sabiduría, me imagino a Rafa, cual Unamuno adoctrinando al pueblo.

Ja que cosas.

Allí se recapitula, la Huelga va bien nos dicen, y se decide, tras votar, había otra propuesta, que se continúe por Río Duero.

Aquí el tío Ruf. se va, y escribe esta humilde crónica, a petición del respetable.

Ruf.

Alguien como tú dijo...

Al de las 14.03.
Si cualquier apelación a una mínima ética te parece "ultraética", no me importa quedar incluido en esa nueva etiqueta. Ya llevo unas cuentas en la mochila.

Por otro lado, si resulto algún día procesado y pendiente de juicio oral por un delito de prevaricación no tengo dudas de que dimitiría. Es más, no debería dejarse a una opción personal, sino que habría que suscribir un compromiso público al respecto y para ello hemos presentado diversas iniciativas al pleno.

Comparar una denuncia con un procesamiento emitido por un juez por el que considera que fruto de una instrucción penal hay suficientes argumentos para abrir juicio oral contra una persona demuestra que sigue habiendo alguno que no sabe diferenciar el verde del azul.

Saludos.
Carlos Delgado

Anónimo dijo...

Arroyo y Montoya hasta pueden salir absueltos, no lo descarto, pero aunque la justicia española no se puede decir que sea modélica, a nadie absolutamente inocente se le procesa por prevaricación. Al menos, cuando se llega al procesamiento, es porque hay una apariencia de comportamiento inadecuado por el que se debe dimitir, si queremos que se vuelva a confiar en la política. Si estos individuos terminan siendo absueltos, mejor para ellos, pero el procesamiento es un signo de conducta poco ejemplar.
Además, se trata de prevaricación, un delito de corrupción política, cometido en el ejercicio del cargo.
Bastante suerte están teniendo con esta justicia politizada que está retrasando la condena, pues sin las influencias que están teniendo, Ráez ya estaría inhabilitado y no cobraría el sueldo de funcionario de élite que se lleva gracias a los apaños de Barranco. Encima de llevárselo crudo, todavía se quejan.

Anónimo dijo...

Vaya¡¡, me alegra que el Señor Delgado se haya convertido ahora en un firme defensor de los trabajadores, sí trabajadores, y sus derechos; dónde tendría esas ideas unos meses atrás cuando no le importó joder la vida de unas cuantas familias porque él lo valía ... en fin, políticos

Anónimo dijo...

¿A qué familias te refieres, Anónimo?

Anónimo dijo...

Vamos a ver, Paquito "el chocolatero" Arroyo, alias el "pidepelas de Urbaser", tiene mucho que callar de la esposa del Montoya en el próximo juicio del caso facturas,...ji,ji,ji....oJala llegue pronto ese día...que llegara.... que ganas te tienen todos los trabajadores de de sufi, Urbaser, y clece señor arroyito, has sido toda tu puta vida un chupa sangres y una mala persona con todo el mundo, ¿Que esperabas?...aplausos o defensa de alguien?....ahora llega tu momento.

Eso si, cuidadito que en rueda de prensa dijo arroyito que se gastaría todo su patrimonio en limpiar su honor, pues empieza a ahorrar y vete sacando las escrituras de tus casas que empieza la fiesta....